ABCDEFGHIJKLMNOPQRSTUVWXYZ#

Ricardo Arjona - Abarrotería de amor

El misterio estaba allí,
en aquella casa color ladrillo,
un faro rojo en la puerta,
y un letrero amarillo.

Era una abarrotería de amor,
unos billetes para conocer el sabor,
de una cama compartida,
con damas sin nombre.

Con el fantasma de la virginidad,
el ahorro perdió la dignidad,
rompí la alcancía,
toqué la puerta y entré.

No hubo celos ni suegras,
ni tuve que invitarlas al cine,
no hubo escenas ni cuñados,
y menos un maldito abogado.

Era todo democracia,
no había edad ni clases sociales,
si cumplías con la tarifa,
tenías tu pedacito de cielo.

Cuatro besos, medio kilo de amor,
dos abrazos y un litro de sudor,
una abarrotería de amor.

Allí encontré a mi maestro de escuela,
a un ginecólogo y a un intelectual,
a tres cantautores borrachos,
y a un gobernador.

No te pongas nervioso me dijo,
una chica vestida de rojo,
entré a su cuarto siendo un chiquillo,
y al salir fui un señor.

En la escuela me hablaban de Colón,
y de las tablas de multiplicación,
pero no mencionaron,
como es que se hace el amor.

No hubo celos ni suegras,
ni tuve que invitarlas al cine,
no hubo escenas ni cuñados,
y menos un maldito abogado.

Era todo democracia,
no había edad ni clases sociales,
si cumplías con la tarifa,
tenías tu pedacito de cielo.

Cuatro besos, medio kilo de amor,
dos abrazos y un litro de sudor,
una abarrotería de amor.

Ricardo Arjona - Si el norte fuera el sur

El norte y sus Mcdonald’s, basketball y rock’n roll,
sus topless sus madonas y el abdomen de Stallone,
intelectuales del bronceado, eruditos del supermercado,
tienen todo pero nada lo han pagado.

Con 18 eres un niño para un trago en algún bar,
pero ya eres todo un hombre pa’ la guerra y pa’ matar,
viva Vietnam y que viva Forrest Gump,
viva Wall Street y que viva Donald Trump,
viva el Seven Eleven.

Polvean su nariz y usan jeringa en los bolsillos,
viajan con marihuana para entender la situación,
de este juez del planeta que lanza una invitación,
córtaselo a tu marido y ganaras reputación.

Las barras y las estrellas se adueñan de mi bandera,
y nuestra libertad no es otra cosa que una ramera,
y si la deuda externa nos robó la primavera,
al diablo la geografía se acabaron las fronteras.

Si el norte fuera el sur,
serían los sioux los marginados,
ser moreno y chaparrito seria el look más cotizado,
Marcos seria el Rambo mexicano,
y Cindy Crawford la Menchú de mis paisanos,
Reagan seria Somoza,
Fidel sería un atleta corriendo bolsas por Wall Street,
y el Che haría hamburguesas al estilo double meat,
los Yankees de mojados a Tijuana,
y las balsas de Miami a la Habana, si el norte fuera el sur.

Seriamos igual o tal vez un poco peor,
con las Malvinas por Groenlandia,
y en Guatemala un Disney Landia,
y un Simón Bolívar rompiendo su secreto,
ahí les va el 187, fuera los Yankees por decreto.

Las barras y las estrellas se adueñan de mi bandera,
y nuestra libertad no es otra cosa que una ramera,
y si la deuda externa nos robó la primavera,
al diablo la geografía se acabaron las fronteras.

Si el norte fuera el sur, sería la misma porquería,
yo cantaría un rap y esta canción no existiría.

Ricardo Arjona - Ella y él

Ella es de la Habana, él de Nueva York,
ella baila Tropicana, a él le gusta el rock,
ella vende besos en un burdel,
mientras él se gradúa en U.C.L.A.

Ella es medio marxista, él es republicano,
ella quiere ser artista, él odia a los cubanos,
él cree en la Estatua de la Libertad,
y ella en su vieja Habana de la soledad.

Él ha comido hamburguesas,
ella moros con cristianos,
él el champagne con sus fresas,
ella un mojito cubano,
ella se fue de gira a Yucatán,
y él de vacaciones al mismo lugar.

Mulata hasta los pies, el rubio como el sol,
ella no habla inglés y el menos español,
él fue a tomar un trago sin sospechar,
que iba a encontrar el amor en aquel lugar.

Lo que las ideologías dividen al hombre,
el amor con sus hilos los une en su nombre.

Ella mueve su cintura al ritmo de un tan tan,
y él se va divorciando del tío Sam,
él se refugia en su piel… la quiere para él,
y ella se va olvidando de Fidel,
que sabían Lenin y Lincoln del amor,
que saben Fidel y Clinton del amor.

Ella se sienta en su mesa, él tiembla de la emoción,
ella se llama Teresa y él se llama John,
ella dice hola chico, él contesta hello,
a ella no le para el pico, él dice speak slow.

Él se guardó su bandera, ella olvido los conflictos,
él encontró la manera de que el amor salga invicto,
Lo que las ideologías dividen al hombre,
el amor con sus hilos los une en su nombre.

Ella mueve su cintura al ritmo de un tan tan,
y él se va divorciando del tío Sam,
él se refugia en su piel… la quiere para él,
y ella se va olvidando de Fidel,
que sabían Lenin y Lincoln del amor,
que saben Fidel y Clinton del amor.

Ahora viven en París,
buscaron tierra neutral,
ella logró ser actriz, él es un tipo normal,
caminan de la mano, calle Campos Elíseos,
como quien se burla del planeta y sus vicios.

Ricardo Arjona - Tú

Tú,
mi proa, mi timón, mi timonel, mi barco y todo,
mi mar, mi ancla, mi arena y mi caña de pescar,
mi brújula y mi norte, mi puerto y mi soporte,
mis velas y mis redes, mi pesca y mi muelle,
mi dramamine pa’l mareo,
mi capitán y mi tripulación,
qué más puede pedir el corazón.

Tú,
mi piano, mi papel, mi tinta china, verso y todo,
mi mejor musa, mi guitarra y mis intentos de canción,
mi alfabeto en español, mi mejor inspiración,
mis cuartetos, mis clavijas,
mis ideas sin valijas, mis cartas sin correo,
y esta historia merodeando la razón,
qué más puede pedir el corazón.

Tú,
el teflón donde resbalan mis problemas,
tú mi paz y mi batalla, mi verdad y mi novela,
tú,
mi vicio, mi adicción, mi filosofía,
mi coherencia y mi locura,
mi desorden, mi armonía,
tú,
mi remedio y mi mal,
la criptonita de este superman.

Tú,
mi semilla, mi jardín, mi jardinero, flor y todo,
mi mejor abono, mi hoja y tallo,
mi rama y mi raíz, mi sol, mi regadera,
mi agua y coladera, mi fertilización,
mi estambre tornasol, mi polen, mi pistilo en celo,
mi lluvia, mi pétalo y botón,
qué más puede pedir el corazón.

Tú,
el teflón donde resbalan mis problemas,
tú mi paz y mi batalla, mi verdad y mi novela,
tú,
mi vicio, mi adicción, mi filosofía,
mi coherencia y mi locura,
mi desorden, mi armonía,
tú,
mi remedio y mi mal,
la criptonita de este superman.

Ricardo Arjona - Duerme

Tus labios entreabiertos,
con un leve zumbido al respirar,
tu cara sin gestos,
tus pechos pretextos,
de una posible maternidad,
toda tú dormida allí,
después de la estampida,
de dos cuerpos y el amor.

Tu vientre haciendo un hueco,
para guardar mis pistilos de agua luz,
tus pies descubiertos,
tus brazos abiertos,
tu ombligo el universo todo en ti,
y yo me fumo tu aliento,
después de la batalla,
de dos cuerpos y el amor.

En tus uñas hay rastros de mi piel,
y en mi piel hay sudor del compartido,
es sudor de sal que sabe a miel,
son tus manos arañando en lo prohibido.

Duerme, duerme…
que yo aún no sé si estoy soñando,
se vino el cielo a este lugar,
mientras tu cuerpo aun temblando,
duerme, duerme…
que seré el centinela de tus sueños,
que no hallarás allí uno mejor,
que del que acabo de ser dueño.

Tu pelo derramado,
llenando de azabache mi colchón,
tus uñas pintadas,
tus piernas cerradas,
tus pliegues en perfecto claro obscuro,
y yo creo más en Dios,
después de la fortuna,
de dos cuerpos y el amor.

Y tú que aún no te enteras que te amo,
porque no entiendes el lenguaje de mis manos,
mañana al despertar yo te diré,
lo que este tiempo por cobarde me callé.

Duerme, duerme…
que yo aún no sé si estoy soñando,
se vino el cielo a este lugar,
mientras tu cuerpo aun temblando,
duerme, duerme…
que seré el centinela de tus sueños,
que no hallarás allí uno mejor,
que del que acabo de ser dueño.

Ricardo Arjona - Me enseñaste

Me enseñaste a no fumar sin desayuno,
me enseñaste a dividir,
que la suma de uno y uno siempre es uno,
si se aprende a compartir.

Me enseñaste que los celos son traviesos,
que es mitad falta de sesos y mitad inseguridad,
me enseñaste a ser pareja en libertad,
me enseñaste que el amor no es una reja,
y que es mentira la verdad.

Me enseñaste que no es bueno el que te ayuda,
sino el que no te molesta,
me enseñaste que abrazado a tu cintura,
todo parece una fiesta,
me enseñaste muchas cosas de la cama,
que es mejor cuando se ama,
y que es también para dormir,
me enseñaste entre otras cosas a vivir,
me enseñaste que una duda puede más que la razón.

Pero fallaste mi gurú,
se te olvidó enseñarme qué hago si no estás tú.

Me enseñaste de todo excepto a olvidarte,
desde filosofía hasta como tocarte,
a saber que el afrodisíaco más cumplidor,
no son los mariscos sino el amor,
pero no me enseñaste a olvidarte.

Me enseñaste de todo excepto a olvidarte,
a convertir una caricia en una obra de arte,
a saber que los abogados saben poco de amor,
y que el amor se cohíbe en los juzgados.

Pero no me enseñaste a olvidarte,
pero no me enseñaste a olvidarte.

Dónde se apaga el amor que quedó,
no encuentro el interruptor,
si hay que aceptar que nuestra historia voló,
de dónde saco el valor.

Me enseñaste de todo excepto a olvidarte,
desde filosofía hasta como tocarte,
a saber que el afrodisíaco más cumplidor,
no son los mariscos sino el amor,
pero no me enseñaste a olvidarte.

Me enseñaste de todo excepto a olvidarte,
a convertir una caricia en una obra de arte,
a saber que los abogados saben poco de amor,
y que el amor se cohíbe en los juzgados,
pero no me enseñaste a olvidarte,
pero no me enseñaste a olvidarte.

Ricardo Arjona - Se nos muere el amor

Se nos muere el amor,
tiene fiebre de frío,
se nos cayó de la cama,
cuando lo empujó el hastío.

Y está enfermo de muerte,
el mismo que era tan fuerte,
tiene anemia de besos,
tiene cáncer de olvido,
y por si fuera poco,
tiene ganas de morir.

Se nos muere el amor,
se nos mueren las ganas,
las vemos agonizar,
convulsionando entre las sábanas,
y no existe un vino tinto,
que nos reviva el instinto.

Se nos muere la magia, la pasión, la locura.
Ay amor traicionero, viniste pa’ jorobarnos.
Yo sobrevivía sin ella, y ella era feliz sin mí.

Ay amor con el tiempo te nos has oxidado,
ay amor susceptible,
ay amor delicado.

Ay amor no te mueras,
o muérete de un trancazo,
que no hay peor agonía,
que la que es de paso en paso.

Se nos muere el amor,
se le acabó la ternura,
y a la libertad la convertimos en dictadura,
se contagió de costumbre,
le falto fuego a la lumbre.

Se nos mueren los sueños, los versos, los besos.
Ay amor implacable yo ya no sé qué prefiero,
que me odie de corazón,
o que me ame sin amor.

Ay amor con el tiempo te nos has oxidado,
ay amor susceptible,
ay amor delicado.

Ay amor no te mueras,
o muérete de un trancazo,
que no hay peor agonía,
que la que es de paso en paso.

Si todo era tan bello dime amor que nos pasa,
hoy ya no somos ni amigos,
no cabemos en casa,
ay amor tan ingrato,
quítame solo una duda,
si eres tu el que te mueres,
o soy yo el que te mato.

Ricardo Arjona - Aún te amo (Carta no. 1)

Donde estés,
creo que es justo que te enteres,
que estoy bien que sobrevivo,
que vivo en la calle amores,
piso 6, cuarto 28,
y que ya no juego al futbol,
por mi rodilla.

Que Manuel,
se casó y se fue pa´ España,
que fumo más y duermo menos,
que hasta me dejé la barba,
y sobre todo que te enteres,
que a pesar de tus errores y los míos.

Aún te amo,
no sé si por idiota o por romántico,
no sé si por novato o por nostálgico,
aún te amo,
no sé si por iluso o fatalista,
no sé si por cobarde o masoquista,
pero te amo,
y no se hacer otra cosa más que eso.

Aquí, todo sigue igual que antes,
yo estoy solo como nunca,
por eso escribo la presente,
y no pretendo que hagas nada,
solo quería asegurarme que supieras.

Que aún te amo,
no sé si por idiota o por romántico,
no sé si por novato o por nostálgico,
aún te amo,
no sé si por iluso o fatalista,
no sé si por cobarde o masoquista.

Aún te amo,
no sé si por iluso o fatalista,
no sé si por cobarde o masoquista,
pero te amo.

y no se hacer otra cosa más que eso.

Ricardo Arjona - Tu reputación

Tu reputación son las primeras seis letras de esa palabra,
llevarte a la cama era más fácil que respirar,
tu teléfono es de total dominio popular,
y tu colchón tiene más huellas,
que una playa en pleno verano.

Has hecho el amor más veces que mi abuela,
y aun no acabas ni la escuela,
y aun sabiendo que no eres el mejor partido,
dime quien puede contra cupido,
y si es que yo no he sido un monje,
porque voy a exigirte que seas santa.

Si el pasado te enseñó a besar así,
bendito sea el que estuvo antes de mí,
no es dama la que se abstiene,
dama es la que se detiene,
cuando encuentra lo que tú encontraste aquí.

Si el pasado te enseñó a tocarme así,
benditos los que estuvieron antes de mí,
si otros han sido tu escuela,
yo seré tu graduación,
cuando incluyas en la cama, al corazón.

Dicen por ahí,
que tu terrible fama de ligera,
ha venido a pintarme un par de cuernos en la mollera,
que tengo que sacarte del barrio y del país,
si es que quiero darle a esta historia un final feliz.

Si supieran la ternura inmensa que hay en ti,
y todo lo que haces por mí,
sabrían que el camino andado antes de aquí,
te ha preparado para mí,
ven y abrázame sin miedos,
y dame un beso a la salud de los chismosos.

Si el pasado te enseñó a besar así,
bendito sea el que estuvo antes de mí,
no es dama la que se abstiene,
dama es la que se detiene,
cuando encuentra lo que tú encontraste aquí.

Si el pasado te enseñó a besar así,
bendito sea el que estuvo antes de mí,
no es dama la que se abstiene,
dama es la que se detiene,
cuando encuentra lo que tú encontraste aquí.

Si el pasado te enseñó a tocarme así,
benditos los que estuvieron antes de mí,
si otros han sido tu escuela,
yo seré tu graduación,
cuando incluyas en la cama, al corazón.

Si otros han sido tu escuela,
yo seré tu graduación,
cuando incluyas en la cama, al corazón.

Ricardo Arjona - Noticiero

Este es el noticiero de la mañana,
el único que dice lo que le da la gana,
después de un corte regresamos,
con lo más completo de lo que soportamos.

O.J. salió libre de culpa,
diez millones dio Michael por disculpa,
vapulearon a otro indocumentado,
fue en defensa propia dijeron los del jurado.

Se dio a la fuga el ex-presidente,
con lo que le quitó a toda su gente,
juega en un casino en Montecarlo,
y bebe champagne y aquí nadie va a juzgarlo.

Y va a nevar en Haití,
y hay bajo cero en Puerto Rico,
no salga usted de allí,
que el trafico está en la hora pico,
y hay más smoke que en Chernóbil,
abrace a los suyos y aférrese,
que aquí no es bueno el que ayuda,
sino el que no jode, acuérdese.

El Vaticano prohibió los anticonceptivos,
prefieren niños con hambre que un preservativo,
y las cigüeñas trabajan a dobles turnos,
pensaran abrir sucursales en Saturno.

El futbol gana terreno en los Estados Unidos,
quieren cambiar la estructura pa’ que tenga sentido,
hay que agrandar las porterías y ocho tiempos fuera,
pa’ vendernos porquerías.

Se cree que el chupa cabras es un caso típico,
producto de la mixtura entre dos políticos,
es un depredador furtivo,
habrase visto semejante parecido.

Y va a nevar en Haití,
y hay bajo cero en Puerto Rico,
no salga usted de allí,
que el trafico está en la hora pico,
y hay más smoke que en Chernóbil,
abrace a los suyos y aférrese,
que aquí no es bueno el que ayuda,
sino el que no jode, acuérdese.

Si le hemos parecido amarillistas,
disculpe usted, no hubo noticias optimistas.

Va a nevar en Haití,
y hay bajo cero en Puerto Rico,
no salga usted de allí,
que el trafico está en la hora pico,
y hay más smoke que en Chernóbil,
abrace a los suyos y aférrese,
que aquí no es bueno el que ayuda,
sino el que no jode, acuérdese.

Hasta mañana…

Ricardo Arjona - Quiero

Quiero cometer el error más grande del mundo,
y navegar en kayak de Miami a la Habana,
quiero tomarme un café viendo el Mediterráneo,
y despertar en Tulum persiguiendo una estrella.

Quiero decirle a Jesús que si está que aparezca,
y que me corten la luz pa’ prender una vela y soñar.

Quiero regalarle una flor al amor de mi herida,
quiero empezar otra vez y cambiarme hasta el nombre,
quiero apedrear el zaguán de las causas perdidas,
y ver salir a papá convenciendo a mi madre.

Quiero escucharte decir lo que gritan tus ojos,
quiero perder el valor que gané por miedoso.

Y quiero correr por ahí mientras trepo un cometa,
y levantarle la falda a la gorda del barrio,
quiero vivir sin guión ni la misma receta,
quiero inventarle otra letra al abecedario,
quiero olvidarme de ti,
quiero saber que es por mí.

Que quiero y no puedo querer mientras siga queriendo,
inútil creer que querer es lograr olvidarte.

Quiero encontrar otro amor y perderlo enseguida,
para olvidarme de ti para toda la vida,
quiero silbar “let it be” a la luz de la luna,
quiero lavar en el mar lo que no sea futuro.

Y quiero correr por ahí mientras trepo un cometa,
y levantarle la falda a la gorda del barrio,
quiero vivir sin guión ni la misma receta,
quiero inventarle otra letra al abecedario,
quiero olvidarme de ti,
quiero saber que es por mí.

Quiero jugar a la alquimia,
y buscar en el Tíbet alguna respuesta,
quiero fugarme de mí para no ser de aquí,
ni de ninguna parte.

Perderme en la antropología,
dedicar mi vida a la filantropía,
con tal de olvidarte, con tal de borrarte.

Y quiero correr por ahí mientras trepo un cometa,
y levantarle la falda a la gorda del barrio,
quiero pararme en Irak y mandarle un saludo,
a la mamá del idiota más grande del mundo.

Quiero olvidarme de ti,
quiero saber que es por mí…

Quiero regalarle una flor al amor de mi herida.

El próximo álbum de Ricardo Arjona se llamará Apague la luz y escuche

Fue mucha la incertidumbre antes de conocer el nombre del próximo álbum de Ricardo Arjona, cuando muchos pensábamos que el nombre de este sería Cantautor resulta que el mismo Ricardo hizo público el nombre de este nuevo material “Apague la luz y escuche” a través de su cuenta de Twitter:

Apague la luz y escuche Ricardo Arjona

Según el propio Ricardo Arjona el nombre del álbum proviene de una vivencia con su padre ya fallecido. “En un radio de onda corta escuchaba mi viejo las canciones que años después me enseñó, el programa se llamaba APAGUE LA LUZ Y ESCUCHE

Hasta el momento es lo único que tenemos de esta nueva producción, esta misma se espera que salga a la venta en los primeros meses del 2016, les estaremos informando de todo esto y mucho más a través de Arjoneando.com y LetrasArjona.com

Deja poner en tu ombligo las cosas que digo con tal de que entiendas, apaga la luz.

Ricardo Arjona Apague la luz y escuche

¿Qué esperas de este nuevo álbum de Ricardo Arjona, cuáles son tus expectativas?

Ricardo Arjona - Si yo fuera

Si yo fuera diputado,
sería un tipo bien intencionado,
promovería la industria,
sin olvidar a Chepe el del mercado.

Si fuese cardenal,
censuraría el sermón si se repite,
conseguiría una novia,
para no andar jugando al escondite.

Por eso no soy,
ni diputado ni cardenal,
soy marioneta del carnaval.

De ser rey de Inglaterra,
empezaría por devolver las tierras,
que se las han robado,
justo a los que no pueden darles guerra.

Si fuese Demi Moore,
no habría proposición indecorosa,
por menos de un millón,
me hubiese ido a acostar con cualquier cosa.

Por eso no soy,
rey de Inglaterra ni demi Moore,
soy aprendiz de cantautor.

Buscando historias en los cocktailes,
puritanas en los burdeles,
buscando genios en los cuarteles,
mordiendo tiras en los retenes.

Buscando flores en la basura,
buscando ilesos en las dictaduras,
buscando humanos en las caricaturas,
buscando enanos con estatura.

Si yo volviera ser niño,
seguro no le haría caso a nadie,
te heredan sus complejos,
iglesia y hasta equipo de futbol.

Si fuese lo que soy,
seguro pensaría está todo bien,
que es lo que puedo hacer,
si ya soy pasajero de este tren.

Por eso no soy,
ni niño ni lo que soy,
soy otro plato más en el mantel.

Buscando historias en los cocktailes,
puritanas en los burdeles,
buscando genios en los cuarteles,
mordiendo tiras en los retenes.

Buscando flores en la basura,
buscando ilesos en las dictaduras,
buscando humanos en las caricaturas,
buscando enanos con estatura.

Buscando historias en los cocktailes,
puritanas en los burdeles,
buscando genios en los cuarteles,
mordiendo tiras en los retenes.

Buscando flores en la basura,
buscando ilesos en las dictaduras,
buscando humanos en las caricaturas,
buscando enanos con estatura.

Ricardo Arjona - Te acuerdas de mí (Carta no. 2, 20 años después)

Te acuerdas de mí,
no soy más que el mismo flaco de siempre,
con un conato de panza,
que me está haciendo lucir,
como luce una soga,
cuando en medio tiene un nudo.

El pelo un poco más corto,
y una tos de cigarro,
que me despierta en las noches,
vivo en el mismo lugar,
calle Mártires 28,
y aún conservo la cama,
que fermenta tu humedad.

El mismo lunar,
en el sitio donde tú ya conoces,
voy al mismo bar,
para ver si asesino mis noches,
y entre una nueva cana,
y el deseo de encontrarte,
se me gasta la vida.

Ya probé con el yoga,
el hare krishna y el vudú,
ya probé con un brujo,
un adivino y un gurú.

Pero me sigo poniendo viejo,
me lo dice cada día el espejo,
y tú no apareces por ninguna parte.

Mi trabajo muy bien,
hasta me han aceptado,
como miembro MasterCard,
y veo más el lado izquierdo,
que el derecho en los menús,
me he comprado un auto,
ya no viajo en autobús.

Pero te extraño a rabiar,
al extremo de que nuestra cama,
no la vuelto a usar,
y si me cae una aventura,
la revuelco en el sofá,
por no herir al recuerdo,
que se anida entre el colchón.

Soy el mismo de ayer,
aunque ya no respondo como antes,
me tendrías que ver,
cuando ya no se encumbra el deseo,
y entre charlas de Borges,
y de Garcia Márquez,
busco un mejor momento.

Ya probé con el yoga,
el hare krishna y el vudú,
ya probé con un brujo,
un adivino y un gurú.

Pero me sigo poniendo viejo,
me lo dice cada día el espejo,
y tú no apareces por ninguna parte.

Ricardo Arjona - Lo poco que tengo

Yo tengo una guitarra vieja,
preñada con esta canción,
amigos que nunca aconsejan,
y un beso a mi disposición,
lo poco que tengo es tan poco, que vale un millón.

Yo tengo el aire que respiro,
y el mar todito para mí,
amores viejos y suspiros,
y si alguien dice “no” yo “sí”,
lo poco que tengo es tan poco, que es también pa’ ti,

Las huellas de tus pies descalzos,
el humo de la cafetera,
tres cuadros surrealistas falsos,
tu risa que trae primavera… aunque el tiempo esté fatal,
lo poco que tengo es tan poco, pero es esencial.

Tengo un aguacero para mi verano,
y una ola para surfear,
una sombra que me sigue a donde voy,
y dos pies pa’ caminar.

Lo poco que tengo es tan poco, que hay pa’ regalar.

Tengo la noticia de que no es noticia de que no me importa nada,
aprendí a graduarme en todo de aprendiz,
y no imploro agua a pasar,
lo poco que tengo es tan poco, que me hace feliz.

De lejos está la fortuna,
de lo que venden en la tele,
si es gratis ir a ver la luna,
que no se queje al que le duele.

Lo poco que tengo es tan poco,
que no hay quien me ordene.

Tengo un reloj entre las nubes,
un sueño que se va de fiesta,
tus pechos como dos querubes,
la tarde para hacer la siesta,
aunque el mundo esté al revés,
lo poco que tengo es tan poco, que gana interés.

Tengo un aguacero para mi verano,
y una ola para surfear,
una sombra que me sigue a donde voy,
y dos pies pa’ caminar.

Lo poco que tengo es tan poco, que hay pa’ regalar.

Tengo la noticia de que no es noticia de que no me importa nada,
aprendí a graduarme en todo de aprendiz,
y no imploro agua a pasar,
lo poco que tengo es tan poco, que me hace feliz.

Ricardo Arjona - Nube de luz

Conviertes en oro el adoquín,
que pisas descalza por la casa,
alquimia en tus pasos de jazmín,
vendimia de pasos cuando pasas,
vas dilatando mi pupila,
mientras preparas el café,
en pantaleta en la cocina,
agua de luz para mi sed.

Tan de marfil, tan delicada,
tan locuaz, tan alocada,
como lluvia en el verano.

Nube de luz bailando reggae,
vestida de Eva en el sillón,
nube de luz bañada de sol,
flotando del techo hasta el balcón,
nube de luz, nube de luz.

Tus ojos de mar y miel de abeja,
tu curva perfecta a lo Renault,
persigo la estela que me deja,
tu línea perfecta a lo Miró,
tienes más luz que la mañana,
14 secretos más que el mar,
y un milagro entre las manos.

Nube de luz bailando reggae,
vestida de Eva en el sillón,
nube de luz bañada de sol,
flotando del techo hasta el balcón,
nube de luz.

Nube de luz bailando reggae,
vestida de Eva en el sillón,
nube de luz bañada de sol,
flotando del techo hasta el balcón,
nube de luz, nube de luz.

Ricardo Arjona - Apnea

Cabe un siglo en este martes por la noche,
dueles más que el peor dolor que se inventó,
el espejo lanza dardos de reproche,
hoy empieza lo que ya se terminó.

La esperanza se tiró por la ventana,
el insomnio se quedó a vivir aquí,
el ayer lo dejó todo pa’ mañana,
y el mañana cuando esté yo ya me fui.

No consigo respirar,
hago apnea desde el día en que no estás,
caigo hasta el fondo del mar,
arañando la burbuja en que no estás,
imposible respirar,
el oxígeno se fue de este lugar.

Te regalo esta canción desesperada,
desabrida como lunes por la tarde,
colapsado caigo al fondo y en picada,
y no tengo ni el valor pa’ ser cobarde.

No consigo respirar,
hago apnea desde el día en que no estás,
caigo hasta el fondo del mar,
arañando la burbuja en que no estás,
imposible respirar,
el oxígeno se fue de este lugar.

Prisa de rendirse y claudicar,
descenso en espiral profundidad,
amnesia de pelear por respirar,
deseo de rendirse en soledad.

Oxigeno golpeando una pared,
el pulso tropezando sin radar,
colapsa corazón a su merced,
morir será mejor que recordar.

No consigo respirar,
hago apnea desde el día en que no estás,
caigo hasta el fondo del mar,
arañando la burbuja en que no estás,
imposible respirar,
el oxígeno se fue de este lugar.

El verdadero significado de la canción APNEA de Ricardo Arjona

Ricardo Arjona en entrevista para el diario Clarin develó el verdadero significado que tiene para él la canción Apnea de su más reciente trabajo discográfico titulado Viaje.

Ricardo-Arjona-Apnea

“No sé por qué carajo te voy a contar esto. Prometí que nunca lo iba a decir: Apnea, la canción Apnea, para vos puede ser una canción romántica, pero no es más que la historia exacta del día en que mi padre parte y ella, mi madre, lo acompaña. Mi madre se va delante de todos. La vimos partir, y yo agarro un carro y me voy con mis dos hijos a una casa que tengo en Guatemala, a dos horas de la capital. Ellos se van a acostar, y yo les digo que tengo que terminar una canción. Esa canción no iba a estar en el disco pero yo jamás he escrito algo tan rigurosamente real. Aunque la gente no lo vea así. Oxígeno golpeando una pared es mi madre yéndose en frente nuestro. Son sus últimos cinco minutos de vida”.

“El asunto del viaje mío fue un viaje raro porque yo tenía mis viejos y se me fueron los dos en tres años. Ella, producto de la ausencia de él. Y a mí me tocó enmascarar la enorme debilidad que me representaba no tenerlos. Entonces cuando mi madre se termina de ir yo estaba completamente destrozado y agarré el primer avión y me fui lo más lejos que pude. Me di cuenta de que los fantasmas seguían intactos… Para mí es una historia de amor del carajo. Una mujer que se apagó desde el día en que el viejo se fue, una gran historia de amor. Ahí encuentro la palabra Apnea, que para muchos será rebuscada. Apnea es la única palabra que yo encontré en nuestro diccionario para nombrar lo que a ella le pasó”.

Ricardo Arjona - Soldado Raso

En la jerarquía de los militares,
por analogía soy soldado raso,
no pretendo mucho, pido andar liviano,
no hablo solo escucho y solo sigo el paso.

Soy caso perdido juraba mi abuela,
jubilé a cupido, harto del fracaso,
soy soldado raso, no pretendo nada,
muero los domingos, caigo en cada paso.

Hice un testamento y le dejé mi vida,
pa’ que limpie el piso con mi amor de idiota,
y como no tengo más razón para vivir que su razón,
me quede aquí.

Soy soldado raso, solo pago el peaje,
rabia con sonrisa tras el camuflaje,
voy marcando el paso, mientras sobrevivo,
no tengo coraje, me ganó el olvido.

Hice un testamento y le dejé mi vida,
pa’ que limpie el piso con mi amor de idiota,
y como no tengo más razón para vivir que su razón,
me quede aquí.

Hice un testamento y le dejé mi vida,
pa’ que limpie el piso con mi amor de idiota,
y como no tengo más razón para vivir que su razón,
me quede aquí.

Soy soldado raso, ya no quiero nada,
muero los domingos tras el camuflaje.

Ricardo Arjona - Pedigrí

En algún lugar del tiempo y del planeta,
un milagro se fraguaba para mí,
cada miembro de tu estirpe,
te fue haciendo la maleta,
para ponerte hoy justito junto a mí.

Cada punto y cruz de tu genealogía,
cada juego del azar y el porvenir,
cada ancestro tuyo propagándose en la geografía,
para ponerte hoy justito junto a mí.

Ya me vi, ya te vi,
por los siglos o minutos junto a mí.
Ya me vi, ya te vi,
por el tiempo que nos dure el porvenir,
ya me vi gastando fechas del futuro junto a ti,
como otro eslabón del pedigrí.

Ahora soy otro accidente en la cadena,
solo otro eslabón del pedigrí,
otro actor que se ha colado en tu historia y en tu escena,
por la culpa de quererte más que a mí.

Ya me vi, ya te vi,
por los siglos o minutos junto a mí.
Ya me vi, ya te vi,
por el tiempo que nos dure el porvenir,
ya me vi gastando fechas del futuro junto a ti,
como otro eslabón del pedigrí.

Ya me vi, ya te vi,
por el tiempo que nos dure el porvenir,
ya me vi gastando fechas del futuro junto a ti,
como otro eslabón del pedigrí.

Ricardo Arjona - Invertebrado

Por culpa de un milagro despistao,
tú te fijaste en mi sin darte cuenta,
encontré lo que jamás había buscado,
y todo lo que fui se puso en venta,
poder dejar pasar por un costado,
la dicha de ocuparme de tu tiempo, de tu tiempo.

Yo no era para ti siempre lo supe,
y tú tardaste poco en darte cuenta,
tú tenías la razón ¿quién lo discute?
la calma no llegó tras la tormenta.

Yo que estaba curado de estos males,
me tienes arañando tu recuerdo, tu recuerdo.

Comienzo a padecer lo equivocado,
y agrego a mi arsenal de cicatrices,
la herida que dejaste a mi costado,
por andar buscando historias felices.

Te quiero aunque te suene a demasiado,
no entiendo y pesa más que una montaña,
cómo es que un corazón invertebrado,
se quiebra por lo mucho que te extraña.

Como es que un corazón tan desahuciado,
genere enzimas nuevas de esperanzas,
tu cerraste el telón y pa’ otro lao,
y yo sin un espacio en tu mudanza,
facturas de un milagro trasnochado,
que da en bandeja lo que no mereces, no mereces.

Comienzo a padecer lo equivocado,
y agrego a mi arsenal de cicatrices,
la herida que dejaste a mi costado,
por andar buscando historias felices.

Te quiero aunque te suene a demasiado,
no entiendo y pesa más que una montaña,
cómo es que un corazón invertebrado,
se quiebra por lo mucho que te extraña.

Ricardo Arjona - Chicos de plástico

Con un saco de Versace,
y un Cartier en la muñeca,
con un Mercedes del año,
regalos de papi y mami.

Con un Boucheron en el cuello,
y unos Carrera en los ojos,
con unos jeans de Valentino,
él es un promo ambulante.

Bastó para conquistarte,
la pura tapicería,
bastó para disfrazarte,
la pura bisutería.

A ver si cuando estén solos,
y ya no esté papi y mami,
a la hora de estar desnudos,
los salva el señor Versace.

Chicos de plástico,
chicos de plástico,
cada oveja busca su pareja,
y se construyen su propia reja.

Chicos de plástico,
chicos de plástico,
su amargura la pintan de alegría,
y viven una pesadilla.

Entre esos trajes de lujo,
y ese tan extraño hablado,
con ese gran influjo,
que el norte les ha heredado.

Chicos de plástico,
chicos de plástico,
cada oveja busca su pareja,
y se construyen su propia reja.

Chicos de plástico.

No es que esté malo estar bien,
si es que tú te lo has ganado,
lo malo es ir presumiendo,
lo que tu papi te ha dado.

Cuidado que entre la seda,
también cabe un papanatas,
cuidado que el caviar,
también le gusta a las ratas.

Chicos de plástico,
chicos de plástico,
cada oveja busca su pareja,
y se construyen su propia reja.

Chicos de plástico,
chicos de plástico,
su amargura la pintan de alegría,
y viven una pesadilla.

Entre esos trajes de lujo,
y ese tan extraño hablado,
con ese gran influjo,
que el norte les ha heredado.

Chicos de plástico,
chicos de plástico,
cada oveja busca su pareja,
y se construyen su propia reja.

Chicos de plástico,
chicos de plástico,
su amargura la pintan de alegría,
y viven una pesadilla.

Chicos de plástico.

Ricardo Arjona - Amor de tele

Amo la costura de tu falda,
amo la estructura de tu espalda,
amo lo que ves y lo que tocas,
amo lo que no es y lo provocas.

Amo tu frialdad ante la vida,
amo tu verdad aunque es mentira,
amo mucho más que tu belleza,
te amo si te vas o si regresas.

Amo la cicatriz en tu rodilla,
y ese lunar gris en tu barbilla,
si no fuera porque estas metida adentro,
de un televisor de 6 a 7,
te diría lo que siento por dentro,
cada vez que te besa un mequetrefe.

Me enamoré de la diva de la tele,
como es de idiota el amor y como duele.

Ayer te vi de prisa y fue en vivo,
y descubrí que tu sonrisa era de archivo,
me fui tras de ti para tocarte,
y lo que conseguí fue enfadarte.

Descubrí que era ficticio el lunar gris,
mientras tumbabas la puerta en mi nariz,
tendré que conformarme de 6 a 7,
con soñar que soy yo ese mequetrefe.

Me enamoré del papel de una novela,
sé que tú no existes y me doy pena.

Ricardo Arjona - Casa de locos

Ya no puedo seguir aguantando tanto,
a la infame de tu abuela y a tu viejo que es un espanto,
a tu madre y su comida francesa,
que en vez de hambre me da tristeza

Ya no puedo seguir, realmente estoy harto,
darte un beso o acariciarte en casa resulta más difícil que un parto,
y mi economía ya no soporta,
tanto soborno para el idiota de tu hermanito,
y tu tía que presume de pura,
no hace más que enseñarme las piernas y guiñarme el ojo.

Tu casa es casa de locos,
y tú también otro poco,
por seguir allí y no venirte aquí conmigo.

Tu casa es casa de locos,
y tú también otro poco,
por seguir allí y no venirte aquí conmigo.

Tu casa es casa de locos…

Tu perro no me deja en paz ni un rato,
en plena reunión familiar le hace el amor a mi zapato,
y los arañazos en mi espalda son por culpa de tu maldito gato,
por eso me vine a mi casa,
y prefiero extrañarte a poner un pie en la tuya.

Tu casa es casa de locos,
y tú también otro poco,
por seguir allí y no venirte aquí conmigo.

Tu casa es casa de locos,
y tú también otro poco,
por seguir allí y no venirte aquí conmigo.

Tu casa es casa de locos…

Ayer tocaron mi puerta y eras tú con tu maleta,
bajo el brazo y en francés un viejo libro de recetas,
y te abracé aunque comprendí que se repetiría la misma historia…
Ahora en mi banqueta.

Ricardo Arjona - Señora de las cuatro décadas

Señora de las cuatro décadas,
y pisadas de fuego al andar,
su figura ya no es la de los quince,
pero el tiempo no sabe marchitar,
ese toque sensual,
y esa fuerza volcánica de su mirar.

Señora de las cuatro décadas,
permítame descubrir,
que hay detrás de esos hilos de plata,
y esa grasa abdominal,
que los aeróbicos no saben quitar.

Señora,
no le quite años a su vida,
póngale vida a los años que es mejor.

Señora,
no le quite años a su vida,
póngale vida a los años que es mejor,
porque nótelo usted,
al hacer el amor,
siente las mismas cosquillas,
que sintió hace mucho más de veinte,

Nótelo así de repente,
es usted amalgama perfecta,
entre experiencia y juventud.

Señora de las cuatro décadas,
usted no necesita enseñar,
su figura detrás de un escote,
su talento está en manejar,
con más cuidado el arte de amar.

Señora de las cuatro décadas,
no insista en regresar a los 30,
con sus 40 y tantos encima,
deja huellas por donde camina,
que la hacen dueña de cualquier lugar.

Señora,
no le quite años a su vida,
póngale vida a los años que es mejor.

Señora,
no le quite años a su vida,
póngale vida a los años que es mejor,
porque nótelo usted,
al hacer el amor,
siente las mismas cosquillas,
que sintió hace mucho más de veinte,

Nótelo así de repente,
es usted amalgama perfecta,
entre experiencia y juventud.

Como sueño con usted señora,
imagínese,
que no hablo de otra cosa que no sea de usted,
qué es lo que tengo que hacer señora,
para ver si se enamora,
de este 10 años menor.

Señora,
no le quite años a su vida,
póngale vida a los años que es mejor.

Señora,
no le quite años a su vida,
póngale vida a los años que es mejor.

Señora,
no le quite años a su vida,
póngale vida a los años que es mejor.

Señora.