ABCDEFGHIJKLMNOPQRSTUVWXYZ#

Ricardo Arjona - Hay amores

No vengas con sermones ni alabanzas,
ni vuelvas a decir lo que ya sé,
trae tus aretes de mudanza,
y el vestido aquel que siempre te quité.

Te invito a que me invites esta noche,
al pecado que jamás yo te invité,
te invito a que te abstengas de reproches,
si todos mis defectos ya los sé.

Hay amores como el tuyo,
que duelen cuando están o si se van,
hay amores sin orgullo,
que viven de perder la dignidad,
tu vida me sirvió para morirme,
la muerte me enseñó que hay que vivir.

No arregles lo que no se descompuso,
que nadie aquí está listo pa’ cambiar,
amores que se gastan con el uso,
merecen libertad y descansar.

No pidas que te diga lo que sabes,
ni quieras tú saber lo que no sé,
de todo lo demás tienes las llaves,
y si hace falta algo lo olvidé.

Hay amores como el tuyo,
que duelen cuando están o si se van,
hay amores sin orgullo,
que viven de perder la dignidad.

Hay amores, hay amores…

Hay amores sin orgullo
que viven de perder la dignidad…

Tu vida me sirvió para morirme,
la muerte me enseñó que hay que vivir.

Ricardo Arjona - Lo que está bien está mal

Ya fui un hombre con juicio,
ya vote y me resigné,
ya caí al precipicio,
ya recé y me persigné.

Ya rendí cuenta al fisco,
ya pregunte para qué,
si hoy me tachan de arisco,
fue porque nunca avancé.

Yo me llamo quién sabe,
vivo enfrente en ese hotel,
pongo mi vida y mi llave,
a sus pies mi mademoiselle.

No pregunte quién soy,
ni si vengo o si voy,
que me da por hablar.

No soy nadie de abolengo,
ni presumo pedigrí,
no valgo por lo que tengo,
valgo por lo que perdí,
no piense en nadie esta noche,
mientras le quito el pudor,
que los demás siempre dirá.

Lo que está bien está mal.

Ya jugué al protocolo,
me amarré y me desaté,
y aunque prefiero estar solo,
Hoy soy todo para usted.

Tengo este amor de una noche,
que se olvida con café,
todo lo que no es derroche,
está prohibido como ve.

No pregunte quién soy,
ni si vengo o si voy,
que me da por hablar.

No soy nadie de abolengo,
ni presumo pedigrí,
no valgo por lo que tengo,
valgo por lo que perdí,
no piense en nadie esta noche,
mientras le quito el pudor,
que los demás siempre dirá.

Lo que está bien está mal.

No soy nadie de abolengo,
ni presumo pedigrí,
no valgo por lo que tengo,
valgo por lo que perdí,
no piense en nadie esta noche,
mientras le quito el pudor,
que los demás siempre dirá.

Lo que está bien está mal.

Lo que está bien está mal.

Ricardo Arjona - Estas ganas de llorar

No soy dueño del botón de tu brasier,
ni del aire que podría alzar tu falda,
no soy dueño de tus ganas de besar,
ni de los motivos que tendrás para ignorarme.

No soy dueño del pasado que quemó,
ideas locas en tu disco duro,
no soy dueño de la posibilidad,
de acercarme un poco a tus anhelos.
Si pudiera ser el dueño de un mensaje,
en clave morse cuando vas a parpadear,
si me abrieras una puerta del presente,
le darías un motivo a mi futuro.

Dueño de todo cuando sueño,
y de nada cuando tengo,
paupérrima miseria la de enamorarme así,
de ti que no lo estás de mi.

Dueño de todo cuando sueño,
y de nada cuando tengo,
es vivir entre acertijos haciendo le cosquillas,
a estas ganas de llorar.

No soy dueño de un “sí” en tu parlamento,
ni de un “no” que asesine la esperanza,
no soy dueño de lo que me quieras dar,
ni de lo que me has quitado sin saberlo.

Si pudiera ser oxígeno y colarme,
sigiloso hasta tu circulación,
me daría sin chistar a la tarea,
de caerle bien a tus sentidos.

Dueño de todo cuando sueño,
y de nada cuando tengo,
paupérrima miseria la de enamorarme así,
de ti que no lo estas de mi.

Dueño de todo cuando sueño,
de nada cuando tengo,
es vivir entre acertijos haciéndole cosquillas,
a estas ganas de llorar…

Ricardo Arjona - Por tanto amarte

Por tanto amarte,
rebalse al corazón un día de invierno,
un charco de lagrimas mojo mi soledad,
por tanto amarte me olvide de mi.

Por tanto soñarte,
un día desperté y vi tu ausencia,
en un lado izquierdo de la cama que no se arrugo,
por tanto soñarte me olvide de mi.

Por tanto buscarte,
resulte siendo yo quien no me encontraba,
me quede perdido en la calle de la tristeza,
por tanto buscarte me olvide de mi.

Por tanto pensarte,
me quede sin razones para olvidarte,
me dejaste con llave de la puerta de los futuros,
por tanto pensarte me olvide de mi.

Por tanto amarte, por tanto soñarte,
por tanto buscarte, por tanto pensarte,
se me fue la vida,
y ni cuenta me di.

En noches de frio,
es recurrente la interrogante,
si a valido la pena esperar a que regreses,
por tanto amarte me olvide de vivir.

Por tanto amarte, por tanto sonarte,
por tanto buscarte, por tanto pensarte,
se me fue la vida,
y ni cuenta me di.

Por tanto amarte he resignado a vivir solo,
tu espacio vació nunca nadie lo llenara,
aunque por tanto amarte,
me olvide hasta de ti.

Ricardo Arjona - Todo estará bien

Mientras no me falte,
tu beso en las mañanas y un café,
todo estará bien.

Y si se cae la bolsa,
o el smog nos pone a todos a toser,
todo estará bien.

Y si conquistan el espacio,
o el espacio nos conquista,
me da lo mismo,
todo estará bien.

Si estas yo estoy bien.
Una mesa, un par de sillas,
una cama y algo que echarle al sarten.

Pero no me faltes nunca,
que aprendí a vivir así,
a ya no ser tan idealista,
y pensar tan solo en ti.

Pero que no me falte nunca,
ese beso en las mañanas,
que moriré con el humo,
que se cuela en mi ventana.

Pero no me faltes nunca,
que me empezara a afectar,
la critica de los diarios,
y hasta la publicidad.

Aunque al Apocalipsis,
ante la demanda le falten jinetes,
todo estará bien.

Y si empieza otra guerra,
y los demonios,
tengan nombre y apellido,
todo estará bien,
si estas tu estoy bien.

Mi universo esta aquí adentro,
donde vives tu y por suerte,
vivo yo.

Ricardo Arjona - Mi país

Deje un adiós sin luz,
el día en que me marche,
fronteras de autobús,
kilómetros de fe,
y una novia en el anden,
las calles que vieron mi infancia,
la prisa de el amor a escondidas,
el barrio el fútbol,
la vagancia, mis padres,
mi niñez mi inocencia todo se quedo ahí.

Mi primer contratiempo,
mi primer alegría mi primer argumento,
mi primer melodía,
mi primer salto al viento mi primer agonía.

Mi país,
mas que mi patria mi raíz,
mas que mi suelo la matriz,
que me enseño a parir pensamientos.

Mi país,
mas que mi patria mi raíz,
mas que mi suelo el matiz,
que me fue pintando el camino.

Mi país, mi país,
yo nunca quise ser otra cosa,
que el niño mas feliz del planeta,
y aunque nada era de color de rosa,
y los sueños los prohibía el presidente,
fui a la luna y regrese en bicicleta.

Mis rodillas de lodo mi cuaderno de historia,
mi pandilla mi apodo mi fracaso y victoria,
mis afanes de todo mi país mi memoria.

Mi país,
mas que mi patria mi raíz,
mas que mi suelo la matriz,
que me enseño a parir pensamientos.
mi país,
mas que mi patria mi raíz,
mas que mi suelo el matiz,
que me fue pintando el camino,
mi país.

Como quisiera saber que tu gente,
vive mas feliz,
que algunos falsos hijos no te siguen,
pintando de gris.

Mi país,
mas que mi patria mi raíz,
mas que mi suelo la matriz,
que me enseño a parir pensamientos.

Mi país,
mas que mi patria mi raíz,
mas que mi suelo el matiz,
que me fue pintando el camino,
mi país… mi país.

Ricardo Arjona - Puente (acústico)

Habana
siempre a las mitades…
tan mitad española, tan mitad africana,
saben bien las olas que en cada ventana siempre hay un testigo,
Habana,
juran los que saben que no saben nada pa’ entender lo tuyo.

Habana
tan cerca y tan lejos como esos espejos que reflejan nada,
unos al bloqueo otros a un trineo que jamás vio nieve,
Habana,
no ha podido Dios ni los 600 santos entender lo tuyo.

Mientras la Florida que es como esa tía que se fue a otro lado,
se sienta a extrañarte en la Hialeah de las coincidencias,
y yo que no toco vela en este entierro muero por la pena,
de no hacerle al mago y construir un puente de 90 millas,
para que los primos corran a abrazarse como se merecen,
y la ideología no se meta más en lo que no le importa,
que la historia es larga, y la vida es corta.

Hay un cubano en La Habana, vendiendo habanos prohibidos,
se le han quedado en la cama tantos sueños dormidos,
un cubano en La Habana, que es inventor de futuros,
bloqueado a la americana, al enemigo cianuro,
un cubano en La Habana,
un cubano en La Habana,
que no es culpable de nada.

Hay un cubano en Miami, rencores por tradición,
South Beach es su varadero, la Ocean su malecón,
un cubano en Miami, tercera generación,
te habla de asere y consorte con la misma canción,
un cubano en Miami,
un cubano en Miami,
que no es culpable de nada.

Que se sequen los pies los que persiguen la Florida,
que otros se lavan las manos con jabón de diplomacia,
ni el bloqueo es remedio ni aferrarse es la medida,
cuando manda el orgullo siempre reina la desgracia.

Puente…
quizás si hubiera un puente,
seria algo diferente,
quizá la diplomacia no ha sabido hacer un puente.

Puente…
habría que hacer un puente,
pa’ unir a tanta gente,
en medio del conflicto ha vivido y vive…
gente.
El tiempo va gastando el reloj de arena entre tu esperar,
hay un cubano en la Habana…
hay un cubano en Miami…

Ricardo Arjona - Puente

Habana,
siempre a las mitades, tan mita’ española, tan mita’ africana;
saben bien las olas que en cada ventana siempre hay un testigo,
Habana,
juran los que saben que no saben nada pa’ entender lo tuyo.

Habana,
tan cerca y tan lejos, como esos espejos que reflejan nada;
unos al bloqueo, otros a un trineo que jamás vio nieve,
Habana,
no ha podido Dios ni los seiscientos santos entender lo tuyo.

Mientras la Florida que es como esa tía que se fue a otro lado,
se sienta a extrañarte en la Jayalía de las coincidencias;
y yo que no toco vela en este entierro muero por la pena,
de no hacerle al mago y construir un puente de noventa millas,
para que los primos corran a abrazarse como se merecen,
y la ideología no se meta más en lo que no le importa,
que la historia es larga, y la vida es corta.

Hay un cubano en la habana vendiendo habanos prohibidos,
se le han quedado en la cama tantos sueños dormidos;
un cubano en la habana que es inventor de futuros
bloqueado a la americana al enemigo cianuro,
un cubano en la habana;
un cubano en la habana,
que no es culpable de na’.

Hay un cubano en Miami, rencores por tradición,
sandwiches su Varadero, lunch en su malecón,
un cubano en Miami, tercera generación,
que habla de acera y consorte con la misma canción,
un cubano en Miami,
un cubano en Miami,
que no es culpable de na’.
que se sequen los pies los que persiguen la Florida,
que otros se lavan las manos con jabón de diplomacia;
ni el bloqueo es remedio ni aferrarse es la medida,
cuando manda el orgullo siempre reina la desgracia.

Puente,
habría que hacer un puente,
pa’ unir a tanta gente,
en medio del conflicto ha vivido y vive gente.

Puente,
habría que hacer un puente
pa’ unir a tanta gente,
quizás la diplomacia no ha sabido hacer un puente,
el tiempo va gastando el reloj de arena en tanto esperar,
vamos a hacer un puente, un puente hermano,
vamos a unirnos todos con este tumbao.

Allá en Pinar del Río se siembra bajo el sol,
tabaco contra el frío, salsita con béisbol.

Vamos a hacer un puente, un puente hermano,
vamos a unirnos todos con este tumbao.

Que fácil ve el bloqueo un yuppie en la oficina,
domingos al buceo, merienda en la piscina.

Vamos a hacer un puente, un puente hermano,
vamos a unirnos todos con este tumbao.

Cayeron las cortinas, murió la guerra fría,
el gremlin ya está en ruinas, quién quiere más espías?
Vamos a hacer un puente, un puente hermano,
vamos a unirnos todos con este tumbao.

Guaracha la cubana, con Celia y los Van Van,
hay rastros de la Habana en Londres o en Milán,
Hay ruidos de la Habana por toda la ciudad,
coral Gables, Jayalía, Calle Ocho, Lincoln Road,
cubanos que a escondidas extrañan la otra orilla,
barracoa, Santiago, Pinar del Río, Camagüey,
matanzas, Varadero.

que allá en la vieja Habana, vedado en Miramar,
hay rasgos de nostalgia por alguien que se fue,
cubanos del mundo con acento asincopado,
en Roma o Budapest,
tocando sones del pasado en D.F., The West,
la clave, el swing, las curvas de mujer,
nadie gana la batalla, todos pierden, es así,
la Política está lejos de Juan, María, Luis, Alberto, Lupe,
no importa donde vivan, si es aquí, o allá a la otra orilla,
ellos viven, ellos sienten.

Las medidas son pa’ gente, no pa’ muros de concreto,
la historia es un suicida que revive años después,
aquí no hay bandos, sólo hermanos,
si me quieren de testigo, yo diré que no entendí,
ya me dijo aquel amigo caminando en Malecón,
“yo no sirvo de enemigo, si hace tiempo me rendí”

Vamos a hacer un puente,
vamos a hacer un puente,
vamos a hacer un puente.

Que se unan todas las manos,
que el tiempo sana heridas,
que no puede el rencor.

Vamos a hacer un puente.

Vamos a hacer un puente,
pa’ unir a tanta gente,
Vamos a hacer un puente.
Vamos a hacer un puente.
Vamos a hacer un puente.

Ricardo Arjona - Usted

Usted que hace del mundo algo más que una esfera,
usted que me mira, usted que me cela,
usted me hace daño, usted me da vida,
usted que me construye, usted que me aniquila,
usted que me destruye, usted que me revive,
que bonito es decir que soy solo de usted.

El compás de mis ojos son sus caderas,
y no hago otra cosa que seguir a la espera,
de un beso furtivo, de un beso cualquiera,
de una caricia suya, de un beso, un quebranto,
tenia que ser mujer para gustarme tanto,
que bonito es decir que soy solo de usted.

De usted, de usted, de usted,
le digo así por ser discreto,
de usted, de usted, de usted,
suena mejor cuando es secreto,
porque un amor tan clandestino y de trinchera,
suena mejor cuando es,
de usted..

Pirupirururu

Usted hace de un pecado un milagro cualquiera,
mete el mundo aquí adentro, lo que estorbaba afuera,
usted aunque ausente, usted siempre se queda,
usted tiene otra historia, usted porta una guerra,
me escogió de venganza y celebro su idea,
que bonito es decir que soy solo de usted.

De usted, de usted, de usted,
le digo así por ser discreto,
de usted, de usted, de usted,
suena mejor cuando es secreto,
porque un amor tan clandestino y de trinchera,
suena mejor cuando es,
de usted.

Ricardo Arjona - Escribir una canción

Escribir una canción no es ir deprisa,
como quieren ir deprisa los que asumen,
que es un acto fisiológico y mundano,
como hacer la digestión y crear desechos.

Escribir una canción es crear tormenta,
en el corazón del que la pare con dolores,
es un acto irreverente y solitario,
como lo es la confesión de un condenado,
es ir al cielo y abrir la puerta,
meterse al cuarto de un Dios noctambulo,
y esperar a que este dormido,
para robar algún verso suyo,
salir despacio y sin dejar huella,
y conspirar contra el gran peligro,
de que se enteren que un Dios bohemio,
es el autor de lo que compartes.

Si escribí por escribir algunas veces pa’,
aumentar el inventario en la despensa,
si un encargo me obligo al sacrilegio,
de sentirme un arquitecto de emociones.

Si escribir una canción no es ejercicio,
que mejora con la practica y el tiempo,
es pegarle un bofetón a la rutina,
y rasgarle la piel a lo imposible,
es ir al cielo y abrir la puerta,
meterse al cuarto de un Dios noctambulo,
y esperar a que este dormido,
para robar algún verso suyo,
salir despacio y sin dejar huella,
y conspirar contra el gran peligro,
de que se enteren que un Dios bohemio,
es el autor de lo que compartes.

Que quede claro que las canciones,
se las robamos a un Dios dormido.

Ricardo Arjona - Qué voy hacer conmigo

Ahora que no estás, “Hogar” lo escribo sin “H”
y la palabra “Amor” la cambié por “Dolor”
es tan pobre mi presente que se endeuda soñando, 
y es tan rico el pasado que aún sigo recordando,
ahora que no estás, estoy abandonado,
como un bote de bronceador en casa de esquimales,
mi horóscopo dice son problemas astrales,
y la tristeza esta en casa abriendo sucursales.

Y nuestro cuarto es almacén de recuerdos,
y nuestra mesa es aeropuerto de moscas,
y nuestra cama es un inmenso desierto,
con la vida y la energía de un muerto,
qué voy a hacer conmigo,
que difícil es cargar con mi peor enemigo a cuestas, 
viviendo de preguntas donde no hay respuestas ,
que voy hacer conmigo.

Solidario corruptor de mis momentos placidos, 
canalla inventor de mis tragedias épicas, 
que voy hacer conmigo, 
ahora que no estás.

Ahora que no estás, 
el silencio es un ruido que lastima lentamente mis oídos, 
me dio por serte fiel aunque te importe poco, 
y hay algo de tu piel en todo lo que toco, 
Y nuestro cuarto es almacén de recuerdos,
Y nuestra mesa es aeropuerto de moscas,
Y nuestra cama es un inmenso desierto,
Con la vida y la energía de un muerto,
¿qué voy hacer conmigo? 

Que difícil es cargar con mi peor enemigo a cuestas, 
viviendo de preguntas donde no hay respuestas, 
que voy hacer conmigo ,
solidario corruptor de mis momentos plácidos,
canalla inventor de mis tragedias épicas, 
¿qué voy hacer conmigo? 
ahora que no estás.

Ricardo Arjona - Soledad enamorada

La soledad no se toca el corazón,
para humillarme,
me pone a oír tus fotos,
me pone a oler tu ausencia,
a ver la luz que esta apagada.
La soledad enamorada,
es un misil golpeando el pecho,
la menopausia en cinta de un amor,
que ya no es na.
La soledad es el brasier que se quedo,
cuando te fuiste,
el decival de tu silencio,
el calendario de tu ausencia,
el alma mater de lo absurdo.
La soledad enamorada,
es mi pistilo sin tu estambre,
es la hije’puta mas perversa y sigue aquí,
conmigo.
Yo no se si es una trampa que dejaste,
yo no se si es una treta, una venganza,
yo no se si tienes tu que ver con esto,
ya soledad enamorada sigue aquí,
conmigo.
Esta soledad que se desliza,
esta soledad que se incorpora,
esta soledad de tus cenizas,
esta soledad que me evapora,
y te extraña, igual que yo.

Ricardo Arjona - Aleluya

Dibujando caracolas en la luna,
te analizo la fortuna de existir,
cargando esta mochila de cemento,
dudas culpas y argumentos pa seguir.

No hay respeto por la izquierda,
da lo mismo miel o mierda,
hoy resulta que un milico es liberal.

También resulta que la luna no es de queso,
que los santos son de yeso y que el amor,
es un pacto entre abogados e inocentes,
el amor se ha vuelto un cliente de la ley.

Hoy llego correspondencia,
invitando a la abstinencia,
el vaticano se quedó en la inquisición.

Aleluya cárcel para el que no sepa sonreír,
aleluya que se mueran los que no quieran vivir,
aleluya que la vida está muy cara pa sufrir.

Si te gusta una mujer está casada,
si es soltera está cansada de escuchar,
no me pidas exclusivas con la piel,
imposible serte fiel sin serme infiel.

Hay más Gramis al olvido,
que curitas sin castigo,
que no queda más que volver a decir.

Aleluya cárcel para el que no sepa sonreír,
aleluya que se mueran los que no quieran vivir,
aeeluya que la vida está muy cara pa sufrir

Búscate un amigo que te falle,
un amor que te maldiga,
busca un sueño que te estalle,
pa que aprendas que de migas se construye el porvenir.

Y cuando estés en el fondo de los fondos,
ya verás que no hay camino,
que no sea el de subir y dirás.

Aleluya cárcel para el que no sepa sonreír,
aleluya que se mueran los que no quieran vivir,
aleluya que la vida está muy cara pa sufrir.

Ricardo Arjona - Martha

Cantando en la calle Florida,
un forastero en Buenos Aires,
descubrí que la vida,
es un juego de azar, donde pierde el que gana.

Por equipaje una mochila,
una guitarra y unos versos de Borges,
fue aquella noche de luna,
que una dama de azul me pedía una de Silvio.

Le complací con rabo de nube,
correspondió poniendo en el sombrero,
una propina en australes,
con la misma que al rato le invitaría un café.

Cómo olvidarme de Martha,
aquella piba de la Recoleta…

Si me dejó un par de huellas,
en el cuello y en la vida…

Cómo olvidarme… de Martha.

Me fui de canchero en halagos,
me fumigó con la mirada y me dijo,
pibe tendrás que cuidarte,
yo le dije “de que”,
ella me dijo “de mi”.

Un taxi la esperaba en la esquina,
sin preguntar nos llevó a un sitio de strippers,
le pregunte ¿estás segura?
ella me dijo “boludo aquí es donde laburo”.

Estuve en Estambul y en El Cairo,
en Ostepai en Paris y en Malasia,
toda belleza fue poca,
después de ver en la pista a Martha sin ropa.

Como olvidarme de Martha,
aquella stripper de la Recoleta…

Si me dejo un par de huellas,
en el cuello y en la vida…

Como olvidarme… de Martha.

Me fui siguiéndola hasta Río,
trabajamos en el mismo bar,
ella vendía su silueta,
yo tocaba la guitarra en una banda de blues.

Llegamos un día hasta México,
yo cantaba en un bar de la zona rosa,
ella seguía con su anhelo,
y era el de convertirse en una gran modelo.

Le perdí la huella en Las Vegas,
el Tío Sam le cambio hasta el carácter,
y le agrego unas manías,
que iba desde el polvo hasta las pastillas.

Como olvidarme de Martha,
aquella stripper de la Recoleta…

Si me dejo un par de huellas,
en el cuello y en la vida…

Como olvidarme… de Martha.

La última vez que la vi,
fue en un maldito estado de coma,
le canté Rabo de nube,
reacciono un instante y me dijo “que haces”.

Como olvidarme de Martha,
aquella stripper de la Recoleta…

Si además de mi amante,
fue también mi mejor amiga…

Como olvidarme… de Martha.

Ricardo Arjona - Vida

Yo nací de amor y comadrona,
en la misma cama de mama,
por una cuestión de cromosomas,
fui el varón que quiso mi papa.

Mi viejo era el profe de la escuela,
mi mama el sargento del lugar,
yo era su boceto en acuarela,
el tercero y último en llegar.

Vi tantas lunas,
que hoy ya no sé si soy o fui,
tantas vacunas,
para lograr sobrevivir.

Aprendí a correr una mañana,
antes de aprender a caminar,
un teniente entro por la ventana,
y a todos nos dio por escapar.

Brasil fue campeón en el `70,
y en la radio Pol decia hey you,
el gol de pele en cámara lenta
y el cigarro entraba en el menú,

Vi tantas lunas,
que hoy ya no sé si soy o fui,
tantas vacunas,
para lograr sobrevivir.

Conocí el amor con la vecina,
y también alguna enfermedad,
el doctor mando penicilina,
el amor cobro con soledad.

Fui maestro y fui universitario,
golfo, cara dura y soñador,
mientras el carbón del calendario,
no te hace jamás ningún favor.

Vi tantas lunas,
que hoy ya no sé si soy o fui,
tantas vacunas,
para lograr sobrevivir.

Le pongo play a mi cerebro,
para ver lo que un día fui,
Vida,
Porque se acabara la vida,
te ves jugando a la escondida,
y al voltear preguntas,
Vida,
porque caucara la vida,
aprendes a decir que tal,
y despedida y dices,
Vida,
porque se acabara la vida,
te ves jugando a la escondida,
y al voltear preguntas,
Vida,
porque caucara la vida,
aprendes a decir que tal,
y despedida y gritas,
Vida.

Recibí el 2000 con pirotecnia,
ya no rento ni padezco soledad,
desde el parto ya comparto la epidemia,
de este síndrome de la caducidad.

Ricardo Arjona - Si Dios me pasa factura

El mundo sigue ahí afuera,
con su rigor de cuartel,
yo aquí haciendo lo que quieras,
tan sometido a tu piel,
tan sometido a tu piel.

Si Dios me pasa factura,
por tus pecados, mujer,
yo alunaré en tu cintura,
con besos en alquiler,
con besos en alquiler.

Y me sorprendo pensando,
qué es lo que hago, a qué vine,
y me descubro abrazando,
mi motivo en tu piel,
y me sorprendo luchando,
por las cosas que pasan,
las noticias, el caos,
la idiotez, el rencor,
y se me olvida besándote.

Si Dios me pasa factura.

Tu vientre en Cuarto Menguante,
tu boca a medio cerrar,
la Polaroid de un instante,
que se va en puro soñar,
que se va en puro soñar.

Tú, con tus manos curiosas,
tu ombligo: un tajo de sol;
tus piernas tan venenosas,
como cianuro en alcohol,
como cianuro en alcohol.

Y me sorprendo pensando,
qué es lo que hago, a que vine,
y me descubro abrazando,
mi motivo en tu piel.

Y me descubro luchando,
por las cosas que pasan,
las noticias, el caos,
la idiotez, el rencor,
y se me olvida abrazándote.

Si aquí se vive a escondidas,
si aquí es preciso mentir:
un mundo ideal pa suicidas,
el sitio ideal pa sufrir,
el sitio ideal pa sufrir.

Y me sorprendo pensando,
qué es lo que hago, a qué vine,
y me descubro abrazando,
mi motivo en tu piel.,
Y me sorprendo luchando,
por las cosas que pasan,
las noticias, el caos,
la idiotez, el rencor,
y se me olvida tocándote.

Si Dios me pasa factura,
si Dios me pasa factura.

Ricardo Arjona - Niña buena

La noche tiene un traje de esquimal,
y tú buscando acción en la TV,
si decides verte bien pórtate mal,
y de portarte mal, avísame.

En la radio no hay canciones pa soñar,
y la luna usa bufanda de algodón,
la ciudad esta vestida pa matar,
y yo con tanto espacio en mi colchón.

Entre la quiniela del “voy o no voy”,
la moral como un fantasma entra en la escena,
mañana es el velorio del día de hoy,
y ya no volverá mi niña buena.

El que dijo que la noche es pa dormir,
jamás toco algún timbre y a correr,
no sabrás de los regresos sin partir,
ni sabrás lo que te acabas de perder.

Buenas noches, niña buena,
te mereces un diploma Moralina,
por andar inmaculándote en la pena,
por perderte tantos besos en la esquina.

Buenas noches, niña buena.
te dejo este mensaje resentido,
por quedarte en casa cuando la verbena,
por no darle de comer a los sentidos.

Buenas noches…

Si decides no venir lo entenderé,
apagaré las velas y el fogón,
devolveré la estrella que alquilé,
y algo inventaré pal corazón.

Condenada a ser mascota en sociedad,
cumplirás con la rutina y el esquema,
perderás ante el notario voluntad,
y tendrás tu esclavitud por ser tan buena.

Buenas noches, niña buena,
te mereces un diploma Moralina,
por andar inmaculándote en la pena,
por perderte tantos besos en la esquina.

Buenas noches, niña buena,
te mereces un diploma…

Ricardo Arjona - Ni tú, ni yo

Lo nuestro pa empezar no es de novela,
ni de Romeos muriendo por Julietas,
ni haremos de love story la secuela,
ni somos de este circo marionetas,
lo nuestro tiene un poco de desquite,
y no comparte fines de semana,
lo nuestro se cocina en escondite,
y se sirve de a dos sobre la cama.

Por hoy déjame ser tu hombre perfecto,
mientras que te aparece el indicado,
para casarte busca un arquitecto,
para hacer el amor un desalmado,
lo nuestro no pregunta por futuros,
jamás llegue o me fui con equipaje,
lo nuestro se sustenta en lo inseguro,
y no se ampara en celos ni chantajes,

Ni tú ni yo, ni yo ni tú,
queremos que se contamine,
este amor que sin permiso,
durará hasta que termine,
ni tú ni yo,
estamos pa los modales,
que requiere el protocolo,
de las páginas sociales,
ni tú ni yo, ni yo ni tú,

(¿Me está oyendo inútil?
este amor durará hasta que tú quieras)
lo nuestro es por salvaje verdadero,
no se ampara en códigos morales,
lo nuestro es clandestino y tan sincero,
que no precisa abrir más sucursales,.

Jamás te amenacé ojo por ojo,
ni hago chantajes con lo que dijiste,
reinventas kamasutras a tu antojo,
y nunca pregunté donde aprendiste,
Ni tú ni yo, ni yo ni tú,
queremos que se contamine,
este amor que sin permiso,
durará hasta que termine,
ni tú ni yo,
estamos pa los modales,
que requiere el protocolo,
de las páginas sociales,
ni tú ni yo, ni yo ni tú.

Ni tu estas pa’ jardín con sube y baja,
ni yo pa barbecues ni domingadas,
aquí cada quien va para su casa,
y no se anda con tanta tarugada.

Ricardo Arjona - La vida está de luto

Hay un sordo en la disquera escogiendo el repertorio,
un condón en la cartera condenado al envoltorio,
hay un simio en el congreso, hay un genio en bancarrota,
hay un violador confeso invitándote a una copa.

Hay lagartos con zapatos y hay zapatos de lagarto,
hay amores inmediatos y otros que son peor que un parto,
otros que son peor que un parto.

Hay un muro en la frontera zigzagueándose en el mapa
la patrol siempre a la espera como trampa para ratas
hay un pinche paparazzo columpiándose en la rama
una monja con retraso y un amante con sotana.

Hay más chismes en la tele que canciones en la radio,
hay noticias que no duelen y hay de idiotas un estadio,
hay de idiotas un estadio…

Y todos viven aquí como si nada,
jugando siempre al faquir en desbandada,
tratando de ir y venir con el afán de cumplir,
lo que les dicta una ley de marionetas suicidas,
sumisos en estampida.

Hay un príncipe heredero de coronas obsoletas,
hay un toro en el potrero exigiendo la coleta,
hay velorio en el congreso por la muerte de un decreto,
una idea es un exceso como un bosque en el concreto,
yo conozco un abogado que es un buitre de corbata,
con un libro a su costado es la ley y está en barata
es la ley y está en barata.

Y todos viven aquí como si nada,
jugando siempre al faquir en desbandada,
tratando de ir y venir con el afán de cumplir,
lo que les dicta una ley de marionetas suicidas,
sumisos en estampida, sumisos en estampida…

La vida está de luto el llanto está de moda,
se salva el que es astuto, se joda el que se joda…

Y todos viven aquí como si nada,
jugando siempre al faquir en desbandada,
tratando de ir y venir con el afán de cumplir,
lo que les dicta una ley de marionetas suicidas,
borregos en estampida.

Como si nada… En desbandada…

Ricardo Arjona - El Demonio en casa

No sé qué historia te invente,
para que te quedaras a dormir aquí,
lo cierto es que eso fue hace meses,
y no te veo ganas de querer salir.

Poco a poco minaste el terreno,
olvidando cosas como el secador,
hasta que te adueñaste de todo,
incluso del control de mi televisor.

Hoy mi libertad bosteza,
pues la generala me prohibió salir,
es viernes y me quedo en casa,
porque su mamá hoy viene a cocinar.

Y desfila con su look de tubos,
al más puro estilo de la vecindad,
fue tan difícil que entrara,
y se ve imposible hacerla salir.

El demonio en casa, empezó de oveja,
hoy pido permiso mientras limpio el piso,
para invitar un amigo,
El demonio en casa, máquina del sexo,
dice cuando se hace, dicta como se hace,
y a la hora que le convenga,
el demonio en casa no quiere salir.

Desde que empezaste con las dietas,
no se encuentra nada en el congelador,
tu llevas 6 kilos de mas,
y yo le he abierto 3 huecos al cinturón.

Ya cambiaste el número de casa,
para que esas golfas nunca llamen más,
y me pusiste un celular,
y tu guardas la clave para mi buzón.

El demonio se mudó a mi casa,
y no hay exorcismo que la haga salir,
ya coloco una foto de ella,
junto a su mamá en el recibidor.

Y del clóset ni entrar en detalles,
que es campo minado a lo Afganistán,
entre blusas y bisutería,
ya no tengo espacio para un calcetín,

El demonio en casa, empezó de oveja
hoy pido permiso mientras limpio el piso,
para invitar un amigo,
el demonio en casa, máquina del sexo,
dice cuando se hace, dicta como se hace,
y a la hora que le convenga,
el demonio en casa no quiere salir.

Entre la limpieza y la cocina,
la pedicurista y su peinador,
trabajan más de 6 en casa,
y estoy sospechando de su entrenador.

Ricardo Arjona - Nadie sabe a donde va

Enfundado en traje sastre de channel,
con blackberry y macintosh va Manuel,
comisario del dow jones y el interés,
yuppie sin remedio agua y pez.

Mientras Martha busca ofertas en el mall,
con sus nalgas de concurso y piel de sol,
curándose la depre con vuitton,
abrigando la infortuna con visor.

Pero nadie sabe adónde va.

Nadie sabe adónde va,
todos van al metro,
justo a algún lugar,
pero nadie sabe adónde va.

Nadie sabe adónde va,
al final del día,
van a algún lugar,
pero nadie sabe adónde va.

Nadie sabe adónde va.

El cannabis le dio a Juan inmunidad,
para no embarrarse de la sociedad,
mientras Tom persigue a Jerry en la t.v.,
Juan volando en metro va al tibet.

Tomas es albañil de un edificio,
un spiderman colgado al precipicio,
termina su jornada en la ciudad,
otro más que cree saber adónde va.

Pero nadie sabe adónde va.

Nadie sabe adónde va,
todos van al metro,
justo a algún lugar,
pero nadie sabe adónde va.

Nadie sabe adónde va,
al final del día,
van a algún lugar,
pero nadie sabe adónde va,
nadie sabe adónde va.

Yo no sé dónde empezó la soledad,
de esa gente que camina en la ciudad,
si es nostalgia por la vieja guerra fría,
o el progreso cobra con melancolía.

Son las siete y todos van a la estación,
coincidiendo mismo anden, mismo vagón,
cada cual es un pedazo de ciudad,
pero nadie sabe bien adónde va.

Porque nadie sabe adónde va.

Nadie sabe adónde va,
todos van al metro,
justo a algún lugar,
pero nadie sabe adónde va.

Nadie sabe adónde va,
al final del día,
van a algún lugar,
pero nadie sabe adónde va,
nadie sabe adónde va.

Mohamed se despidió de su mujer,
pesa 15 kilos más de lo que ayer,
murmurando en el andén una oración,
misma hora, mismo tren… mismo vagón.
nadie sabe adónde va.

Ricardo Arjona - La bailarina vecina

Mi techo es su suelo la veo cuando escucho,
la encuentro y me muero,
su piso es mi cielo me vence aunque lucho,
su olor de aguacero,
no sabe que existo no advierte que espero,
un buen empujón del destino,
mientras tanto soy solo el vecino.

Ella vive arriba en el sexto piso yo escucho sus pasos,
yo panza arriba tirado en el piso viendo el cielo raso,
parece un bongo sus pies en la duela,
con esa rutina del cisne,
así es como empiezan los chismes.

Casi la puedo puedo ver,
persigo el camino del baño a la sala,
escucho caer su blusa de lino ya está en la cama,
yo en cobertizo soñando con ella,
con la bailarina vecina,
se olvidó de cerrar la cortina.

La bailarina vecina,
se pone el tutú en el espejo,
yo estiro el pescuezo pa verla en vitrina,
la bailarina vecina,
recorre mi techo en puntillas,
y le hace cosquillas de esquina en esquina,
¿Sabrá algo de mí la inquilina?

Ojos de luna pelo de yegua su piel es de seda,
la espero a la una paciencia sin tregua flotando en la acera,
y surfeo la ola que deja su espalda,
rumbo del teatro victoria,
el resto lo sé de memoria.

La bailarina vecina,
se pone el tutú en el espejo,
yo estiro el pescuezo pa verla en vitrina,
la bailarina vecina,
recorre mi techo en puntillas,
y le hace cosquillas de esquina en esquina,
¿Sabrá algo de mí la inquilina?

Mañana será con todo el rigor la misma odisea,
¿Qué plan detendrá el tímido amor?
que sea lo que sea.

Ricardo Arjona - Qué nadie vea

Que no lo vea papá en la azotea,
cambiándole la ropa a las muñecas,
poniéndose el labial que nadie vea,
haciéndose en papel un par de tetas,
que nadie vea…

Que no sepan los chicos en la escuela,
que se le van los ojos en gimnasia,
que prefiere la danza y la acuarela,
a eso del fútbol y la acrobacia,
que nadie vea…

Que no se entere nadie que a los 9,
el closet es la única guarida,
y mientras la ventana llueve y llueve,
las dudas se abren paso en estampida,
que nadie vea…

Llegan los 16 y es de concreto,
el peso de tener que aparentar,
que no se entere nadie del secreto,
mira de quien te fuiste a enamorar,
que nadie vea…

Empiezan a rondarte los rumores,
la gente está empezando a sospechar,
porque ese pantalón y esos colores,
y ese swing femenino al caminar,
que nadie vea…
que nadie vea…

Que no lo hagan llorar en biología,
porque la ciencia no se percató-oh oh,
que no lo vean sufrir en teología,
con eso de que Dios se equivocó,
que nadie vea…
que nadie vea…

Llegan los días de exceso y discoteca,
de risas, sexo, moda y libertad,
la fiesta dura lo que una cometa,
y en medio de Sodoma soledad,
que nadie vea…

Prefieres no mirar en el espejo,
que el tiempo no te tuvo compasión,
a veces duele más llegar a viejo,
sabiendo que no habrá continuación.

Que nadie vea…
que nadie vea…

Que no lo hagan llorar en biología,
porque la ciencia no se percató,
que no lo vean sufrir en teología,
con eso de que Dios se equivocó,
que nadie vea…
que nadie vea…

Naciste siendo sol y siendo luna,
viviste como dama y caballero,
mujer de corazón, vientre sin cuna,
y en tu propio planeta forastero.

Ricardo Arjona - El del espejo

Te ves al espejo te ríes de ti,
vives bajo el pellejo de ese maniquí,
que se va haciendo viejo,
ignorando que es lo que hace aquí.

Te pones camisa y el vaquero de ayer,
sales siempre de prisa al amanecer,
sacudiendo cenizas,
de tiempos que no van a volver,
tan ruin y tan desamparado,
tan solo y tan minimizado.

Un taxi en la esquina un pan con jamón,
sigues la disciplina del escalafón,
campeón de la rutina de ser solo otro más del montón,
corbata suicida chaqueta marrón ya metiste,
la vida en el calefón,
pones sal a la herida,
y algunas tachuelas al colchón,
tan hippie y tan encarcelado,
tan libre y tan disciplinado.

Nadie te hará un homenaje,
cuando mueras un lunes por la tarde,
nadie se acuerda de nadie,
y menos de un tipo tan cobarde,
¿Me estás oyendo tú el del espejo?
aunque no estamos ya pa consejos.

Ya soy el idiota que abordo en cuestión una simple pelota,
de la situación que rebota y rebota,
con tal de no abrazar la tensión,
planeando la huida de la libertad,
se me ha ido la vida sin la voluntad,
Por faquir y suicida,
soy solo un peón de la sociedad,
tal dócil y tan vulnerable,
tan débil y tan olvidable.

Nadie te hará un homenaje,
cuando mueras un lunes por la tarde,
nadie se acuerda de nadie,
y menos de un tipo tan cobarde.

Nadie te hará un homenaje,
cuando mueras un lunes por la tarde,
nadie se acuerda de nadie,
y menos de un tipo tan cobarde,
¿Me estás oyendo tú el del espejo?
Aunque no estamos ya pa consejos.

Nadie te hará un homenaje,
cuando mueras un lunes por la tarde,
nadie se acuerda de nadie,
y menos de un tipo tan cobarde,
nadie se acuerda de nadie…

Ricardo Arjona - Sin ti… sin mí

Que hace el sexo en Internet,
el pudor en la vedette,
que hace un porche en Tel-Aviv.

Un pigmeo en un iglú,
una duda en un gurú,
que hace Frida sin sufrir,
si así como quien no quiere la cosa,
más fácil dispara rosas un misil,
que tu un quizás,
quien me manda ser adicto de tus besos,
si la luna no es de queso,
ni tu boca souvenir.

Que hace un casto en un motel,
que hace un genio en un cuartel,
y que estás haciendo tú?
sin mí…

Que estás haciendo tú?
que estoy haciendo yo?
subastando en el mercado,
besos tan improvisados, con despecho al portador.

Que estás haciendo tú?
que estoy haciendo yo?
malgastando en cualquier cama,
lo que se nos dé la gana,
pa vengarnos de los dos.

Que hace un lunes en verano,
un judío sin paisanos,
y que estoy haciendo yo?
sin ti…

Que hace un hippie en la oficina,
una orca en la piscina,
una monja en carnaval.

Que haces tú cuando estás sola,
chapuceándote en las olas,
de un pasado que paso.

Que hago yo cuando el domingo es por la tarde,
y el campeón se hace cobarde y pregunta ,
dónde estás?
ya no estoy para los versos de Neruda,
si en mi cama no figura,
ni un buen beso de alquiler.

Que hace el Louvre sin Mona lisa,
un nudista con camisa,
y que estoy haciendo yo?
sin ti…

Que estás haciendo tú?
que estoy haciendo yo?
subastando en el mercado,
besos tan improvisados, con despecho al portador.

Que estás haciendo tú?
que estoy haciendo yo?
malgastando en cualquier cama,
lo que se nos dé la gana,
pa vengarnos de los dos.

Que hace un 30 de febrero,
que hace un rey sin heredero,
y que estoy haciendo yo?
sin ti…