ABCDEFGHIJKLMNOPQRSTUVWXYZ#

Ricardo Arjona - Vivir

Veo el sol resbalando en las paredes,
y otra vez los fantasmas de la noche,
vienen a ocupar la casa,
a gritarme cosas tuyas con su ejército de miedos.

Soledad plato fuerte de la noche,
quien soy yo sino sé que hacer conmigo,
ya no sé qué el tiempo pasa,
ya sé que es tiempo perdido solo queda respirar.

Y vivir si es lo que hay,
abrir los ojos respirar,
y maldecir querer volar,
y verte en el mismo lugar.

Y ver morir en el reloj,
cada minuto que se va,
quedarte ahí por no perder,
lo que ya no es tu propiedad.

Caminar con los ojos en el piso,
y perder lo que no habías encontrado,
y el patíbulo es la casa,
y el verdugo es el reloj,
y cada objeto un enemigo.

Por favor no contestes mis llamadas,
no estoy bien puedo decir cualquier cosa,
no hay mal que dure 100 años ni hay idiota que lo aguante,
solo queda respirar.

Y vivir si es lo que hay,
abrir los ojos respirar,
y maldecir querer volar,
y verte en el mismo lugar.

Y ver morir en el reloj,
cada minuto que se va,
quedarte ahí por no perder,
lo que ya no es tu propiedad.

Hay un fantasma que camina en la ciudad,
es una sombra y solo sabe respirar.

Y vivir si es lo que hay,
abrir los ojos respirar,
y maldecir querer volar,
y verte en el mismo lugar.

Y ver morir en el reloj,
cada minuto que se va,
quedarte ahí por no perder,
lo que ya no es tu propiedad.

Otra vez los fantasmas de la noche.

Ricardo Arjona - Hasta que la muerte nos separe

Hasta que la muerte los separe,
les dijo el Padre Arturo a quemarropa,
que sea Dios desde hoy quien los ampare,
no habrá más besos de otros en la boca.

Firmaron como propiedad privada,
los besos el sillón y los cubiertos,
la costumbre desde hoy ya está instalada,
y el señor azahar ya es hombre muerto.

Hasta que la muerte los separe.

Lunas que de miel se empalagaron,
cuartos de motel abandonado,
bocas que antes tanto se besaron,
cuerpos que olvidaron el pecado.

Firmas que asustaron el futuro,
planes que también se acostumbraron,
mentiras que otra vez dicen lo juro,
sueños que se van como llegaron.

Hasta que la muerte los separe.

La piel que se acostumbra a la costumbre,
los sueños que no sueñan demasiado,
los jueves a ir al súper por legumbres,
y el sexo mucho más civilizado.

Ya vendrá parentela pa’ animarse,
aumenta el personal corporativo,
mas tardan en llegar que en retirarse,
con una lista enorme de adjetivos.

Hasta que la muerte los separe.

Lunas que de miel se empalagaron,
cuartos de motel abandonado,
bocas que antes tanto se besaron,
cuerpos que olvidaron el pecado.

Firmas que asustaron el futuro,
planes que también se acostumbraron,
mentiras que otra vez dicen lo juro,
sueños que se van como llegaron,
hasta que la muerte los separe.

Lunas que de miel se empalagaron,
cuartos de motel abandonado,
bocas que antes tanto se besaron,
cuerpos que olvidaron el pecado.

Firmas que asustaron el futuro,
planes que también se acostumbraron,
mentiras que otra vez dicen lo juro,
sueños que se van como llegaron,
hasta que la muerte los separe,

Hasta que la muerte los separe.

Ricardo Arjona - Porque puedo

Yo no estoy aquí pa’ ver si puedo,
porque puedo estoy aquí,
dices no y no tengo miedo,
dices vete y yo me quedo,
hasta que digas que sí.

Dicen que hablas mal de mí,
pero no hablaste conmigo,
yo que ni te conocí,
solo al verte decidí,
que voy a vivir contigo.

Ya te vi en el celular,
en tus fotos de Instagram,
coqueteándole a un espejo,
yo te voy a recordar,
que la que busca un Superman,
termina con un pendejo.

Aprovéchate de mí,
soy todito para ti.

Hay te dejo esta cartita,
envueltita en celofán,
solo le pido una cita,
usted no está pa’ señorita,
y yo menos pa’ Don Juan.

Hay te espero en la esquinita,
debajito del farol,
póngaseme bien bonita,
no se me haga la exquisita,
que sube el colesterol.

Ya te vi en el celular,
en tus fotos de Instagram,
coqueteándole a un espejo,
yo te voy a recordar,
que la que busca un Superman,
termina con un pendejo.

Aprovéchate de mí,
estoy de oferta para ti.

Yo no estoy aquí pa’ ver si puedo,
porque puedo estoy,
aquí.

Ricardo Arjona - Remiendo al corazón

Dividió los platos y hasta el ajedrez,
fotos y zapatos sin que hubiese un juez,
cambió cerradura, lo bloqueo en el face,
todo a la basura con sus veintiséis.

No había más espacio para dos,
lo que bien termina dice adiós

Ya mordió el silencio,
ya apagó la luz, se prendió un incienso y a cargar la cruz,
como golondrina ya se despidió,
se sacó la espina pero no olvido.

Lo que es tuyo está bajo tu piel,
todo lo demás es un hotel.

Gritó cuando estaba más callada,
lloró cuando nadie la escuchaba,
llegó hasta el fondo y sabe que es mejor,
ya no depender de nada,
hacerle un buen remiendo al corazón.

Llegará el invierno con su tempestad,
vencerá el infierno con su libertad,
domará al demonio de la soledad,
burlará al insomnio con oscuridad,
vencerá la culpa en el sofá y todo lo que es bueno volverá.

Gritó cuando estaba más callada,
lloró cuando nadie la escuchaba,
llegó hasta el fondo y sabe que es mejor,
ya no depender de nada,
hacerle un buen remiendo al corazón.

Gritó cuando estaba más callada,
lloró cuando nadie la escuchaba,
llegó hasta el fondo y sabe que es mejor,
ya no depender de nada,
hacerle un buen remiendo al corazón.

Hacerle un buen remiendo al corazón.

Ricardo Arjona - Señorita

Sus pechos como punta de una roca,
se paseaban en el bar sirviendo tragos,
vestida como quien no quiere ropa.

Y más trucos en la piel que cualquier mago,

Tenía varios nombres pa’ olvidarse ,
del nombre que le dieron en la casa,
tenía un pasado ideal pa’ no acordarse,
y fama de cumplir cuando amenaza.

Los martes se llamaba Margarita,
los viernes por las noches ya era Lola,
yo siempre le decía señorita,
usted no tiene por qué estar tan sola.

Recuerdo el jueves de aquel primer beso,
su nombre aquella noche era Julieta,
instinto siempre pudo más que seso,
asuntos que no entienden los poetas.

Jamás hubo una cama en nuestra historia,
en baños y despensas trapecistas,
tatuada está su espalda en mi memoria,
dos locos en un bar a lo hedonistas.

Los martes se llamaba Margarita,
los viernes por las noches ya era Lola,
yo siempre le decía señorita,
usted no tiene por qué estar tan sola.

Un lunes con el nombre de María
me dijo hasta mañana y no volvió
el bar se llama hoy melancolía.

Y los martes se llamaba Margarita,
los viernes por las noches ya era Lola,
yo siempre le decía señorita,
usted no tiene por qué estar tan sola.

Ricardo Arjona - El que olvida

Parece que estas bien,
perfecta pa la foto,
mas talla en el sostén,
chofer y copiloto.

Mas nanas que herederos,
mas millas que azafata,
combinas tus sombreros,
con todas sus corbatas.

Mascotas con casita,
y status VIP,
y el da y te da cita,
cuando anda por aquí.

Cada cual su vida,
yo quise la verdad,
tú la mentira,
lujo y pesadilla quien tiene dignidad no se arrodilla.

Dicen que la vida,
no gana el que se va,
sino el que olvida.

Parece que estas bien,
parece que parece,
que el precio de un rehén,
paga lo que merecen.

Parece que estoy mal,
y no es lo que parece,
la azúcar sabe a sal,
depende quien te bese.

No llames más a casa,
te juro soy feliz,
con mi sartén de grasa,
y mi amor de aprendiz.

Cada cual su vida,
yo quise la verdad,
tú la mentira,
lujo y pesadilla quien tiene dignidad no se arrodilla.

Dicen que la vida,
no gana el que se va,
sino el que olvida.

Cada cual su vida,
yo quise la verdad,
tú la mentira,
lujo y pesadilla quien tiene dignidad no se arrodilla.

Dicen que la vida,
no gana el que se va,
sino el que olvida.

Ricardo Arjona - Cisnes

Hay una luna,
hay un padrino de la mafia siciliana,
hay un conserje, hay un bill gates y una vacuna,
viaje espacial en micro bus o en marihuana,
hay noche buena hay escasez y hay duty free.

Un asesino un periodista una modelo un crucigrama,
un congresista un anarquista un clandestino,
hay un demonio que es también primera dama.

Hay merquiolate sal de uva y silicona,
y si hay narcisos,
nunca se falta algún idiota adulador,
y si hay sumisos,
habra una dota que gobierne su sudor.

Como los cisnes,
nado en el fango,
sin que se embarre entre mis plumas tanta mierda,
gente del vildes,
del alto rango,
con Louis Vuitton y se disfrazan de la izquierda,
mas sabe un ciego que un idiota de la luz,
tus votos puede que sean clavos en tu cruz.

Hay un empleado,
hay un patron un policía un mercenario,
hay gente luz, hay gente sombra, hay diputados,
hay un maestro que olvido el abecedario,
esta el que sueña está el que hace y el huevon.

Y si hay amores,
siempre hay un cura que te de la bendición,
y si hay rencores,
un abogados que disuelva la cuestión,

Como los cisnes,
nado en el fango,
sin que se embarre entre mis plumas tanta mierda,
gente del business,
del alto rango,
con Louis Vuitton y se disfrazan de la izquierda,
mas sabe un ciego que un idiota de la luz,
tus votos puede que sean clavos en tu cruz.

Como los cisnes
nado en el fango
sin que se embarre entre mis plumas tanta mierda
gente del business
del alto rango
con Louis Vuitton y se disfrazan de la izquierda
mas sabe un ciego que un idiota de la luz
tus votos puede que sean clavos en tu cruz.

Ricardo Arjona - Tu boca

El agua no te lavara la boca,
ni el mentol de ese dentífrico de moda,
las cosas que dijiste viento en popa,
no las limpia la lluvia ni la escoba.

Las cosas que dijiste con la boca,
archivan toda la jurisprudencia,
tatuajes cincelados en la roca,
castigaría más tu indiferencia.

Tu boca fue arsenal de la humedad,
tu boca hoy te delata en soledad,
tu boca se desboca,
tu boca se equivoca,
ayer me daba besos y hoy dispara contra mí.

Me dicen que escucharon a tu boca,
manchándome de pies a la cabeza,
te olvidas que el que olvida nunca invoca,
y si hace lo contrario da tristeza.

Tu boca fue arsenal de la humedad,
tu boca hoy te delata en soledad,
tu boca se desboca,
tu boca se equivoca,
ayer me daba besos y hoy dispara contra mí.

Tu boca fue arsenal de la humedad,
tu boca hoy te delata en soledad,
hoy dice tantas cosas, tu boca que eran rosas,
detalles que muestran debilidad.

Ricardo Arjona - Piel pecado

Todo era perfecto antes de ti,
aunque debo añadir algo aburrido,
sabía que eras peligro y te seguí,
y me volviste adicto a estar perdido.

Tu boca fue el principio de mi fin,
tu piel el pasaporte del pecado,
del pecado.

Verte caminar por la ciudad,
como si fuese propiedad privada,
el tráfico a tus pies y voluntad,
el norte se acomoda a tu mirada.

Bipolar de diabla y cenicienta,
tanta calma anuncia una tormenta,
una tormenta.

Besas, muerdes,
bailas después del amanecer,
fiesta, exceso,
nada que te pueda detener,
tu cuerpo es un bebe con metralleta.

Boca que te exige ir a probar,
tus muslos como guardias de un tesoro,
tu blusa que está a punto de explotar,
tus ojos como puntas de meteoro.

Yo te ofrezco el resto de mi vida,
por una noche más de esa prohibidas,
de esas prohibidas.

Besas, muerdes,
bailas después del amanecer,
fiesta, exceso,
nada que te pueda detener,
te vas sin anunciar
cuando me empiezo a enamorar.
Besas, muerdes,
bailas después del amanecer,
fiesta, exceso,
nada que te pueda detener,
tu cuerpo es un bebe con metralleta.

Besas, muerdes,
bailas después del amanecer,
fiesta, exceso,
nada que te pueda detener,
te vas sin anunciar cuando te empiezo a enamorar.

Besas, muerdes,
bailas después del amanecer,
fiesta, exceso,
nada que te pueda detener,
tu cuerpo es un bebe con metralleta.

Ricardo Arjona - A la luna en bicicleta

Me despierto y pedaleo,
soy ciclista en este viaje,
tomo el vuelo en una calle,
y perforo alguna nube,
en mi viaje hasta la luna,
ir a la luna en bicicleta,
es más fácil que olvidarte.

Más solo que el escarcha,
cuando ya se fue la niebla,
y el sol la desbarata,
más débil que la anemia,
más tonto que un disparo,
más suicida que un minuto,
más tarde que mañana.

Voy derrapando en la banqueta,
a la luna en bicicleta,
pedaleando hasta morir,
a treparme de un cometa,
a rearmar con tu silueta,
la galaxia que perdí.

Aterrizo en la cornisa de un satélite perdido,
tan perdido como el tiempo,
que me gasto en encontrarle,
quinta pata a un gato cojo.

Ir a la luna en bicicleta,
no es cuestión de ir a buscarte,
es cuestión de distraer esta sangre que circula,
sin tener ningún motivo.

Más triste que estar triste,
más lejos que el pasado,
más inútil que un consejo,
más tarde que mañana.

Hoy derrapando en la banqueta,
a la luna en bicicleta,
pedaleando hasta morir,
a treparme de un cometa,
a rearmar con tu silueta,
la galaxia que perdí,

Voy intentando hallar un modo,
de seguir sin recordar,
escapándome de todo,
y perderme mientras voy,

Derrapando en la banqueta,
a la luna en bicicleta,
pedaleando hasta morir,
a treparme de un cometa,
a rearmar con tu silueta,
la galaxia que perdí.

Ricardo Arjona - Tu fantasma

Las colillas que dejaste en el balcón,
con carmín del rojo y huella digital,
son retrasos de tu ausencia universal,
que se agrupan como nada en un rincón.

Yo no sé cuándo empezó la eternidad,
ni cuándo será el final de lo que fue,
para que carajos tanta libertad,
si no hay de quien escaparse para qué.

Luz de neón, tarde gris,
y los minutos duran una eternidad.

Hay ausencia tuya en la cocina,
y sudor en el colchón,
hay aroma a sexo en cada esquina,
y una huella en el sillón.

Mientras tu fantasma se me inclina,
deteniendo la pared que da al desván.

La cocina era un motel de carretera,
el sillón el molde justo a la medida,
eras nadie comaneci en la escalera,
y en la mesa eras el plato y la comida.

¿Cómo fue? Yo no sé
el pasado no quiere salir de aquí

Hay ausencia tuya en la cocina,
y sudor en el colchón,
hay aroma a sexo en cada esquina,
y una huella en el sillón.

Mientras tu fantasma se me inclina,
deteniendo la pared que da al desván.

hay ausencia tuya en la cocina,
y sudor en el colchón,
hay aroma a sexo en cada esquina,
y una huella en el sillón.

Mientras tu fantasma se me inclina,
deteniendo la pared que da al desván.

Ricardo Arjona - Vives para morir

En las Vegas la ruleta,
en New York la soledad,
en la China una etiqueta,
Beijing la libertad.

Iba el cojo a su muleta,
el sicario a perseguir,
otra misa haciendo dieta,
todos a sobrevivir.

Un farol alumbra un beso,
hay un gato en el placar,
y la artritis a los huesos,
y el reloj siempre a contar.

Vives para morir,
respira fuerte,
solo te queda huir,
no busques suerte,
canta en vez de llorar,
quieres ser inmune a todo lo que duela.

Quiero ser lo que no he sido,
sepultar lo que se fue,
aprender de lo podrido,
tanta agua y tanta sed.

Me cansé de estar cansado,
de un carnet de identidad,
depender de un diputado,
otra hormiga en la cuidad.

Vives para morir,
respira fuerte,
solo te queda huir,
no busques suerte,
canta en vez de llorar,
quieres ser inmune a todo lo que duela.

Vives para morir,
respira fuerte,
solo te queda huir,
no busques suerte,
canta en vez de llorar,
quieres ser inmune a todo lo que duela.

Vives para morir,
respira fuerte,
solo te queda huir,
no busques suerte,
canta en vez de llorar,
quieres ser inmune a todo lo que duela.

Ricardo Arjona - Viaje

Tus curvas el Himalaya,
tus pechos karakorum,
tu espalda como el Sahara,
tus ojos como Cancún,
de viaje por tu figura,
tu ombligo para ayer,
tus manos son aventura,
tu boca sera mi hotel,
por eso yo soy de tu piel.

Nací pa’ ser extranjero sin visa ni papel,
sin ti yo soy forastero, soy forastero.

Tus venas el amazonas,
tus brazos Guadalquivir,
Julieta de mi Verona,
y hay tanto por descubrir,
tus curvas muralla china,
tu vientre mi Taj Mahal,
tu aliento mi vitamina,
mi oxigeno pa’ existir,
por eso yo no soy de aquí.

Nací pa’ ser extranjero tu piel es mi país,
tus muslos mi Varadero, mi varadero.

Hay tanto a donde ir, de viaje por tu figura,
vivir para morir, abrazado de tu cintura,
mi norte, mi planeta, mi país en miniatura.

Subiendo tus cordilleras,
mojándome en tu Iguazu,
Los Alpes son tus caderas,
mi sueño es tu Katmandú,
Los Andes si te perfilas,
París si te veo venir,
los Roques en tus pupilas,
el mundo para vivir por eso beso explorador,
recorre tu mundo entero, De Petra hasta New York,
y Alasca tierra del fuego Tierra del fuego,
tierra del fuego.

Hay tanto a donde ir, de Viaje por tu figura,
vivir para morir, abrazado de tu cintura,
mi norte, mi planeta, mi país en miniatura.

Hay tanto a donde ir, de Viaje por tu figura,
vivir para morir, abrazado de tu cintura,
mi norte, mi planeta, mi país en miniatura.

Hay tanto a donde ir, de Viaje por tu figura,
vivir para morir, abrazado de tu cintura,
mi norte, mi planeta, mi país en miniatura.

Ricardo Arjona - Mi novia se me está poniendo vieja (acustica)

Ella es mi novia desde que me acuerdo,
amor del bueno desde que la vi,
yo ya tenía un espacio en mi cuaderno,
para pintar su nombre y presumir.

Me quiso cuando al borde de la meta,
llegué penúltimo en la maratón,
me quiere de insensible o de poeta,
de genio, de ministro o de bufón.

Mi novia se me está poniendo vieja,
y le está costando un poco caminar,
tres meses sin venir y ella en bandeja,
le sirve otro café para su amor.

Mi novia se me está poniendo vieja,
y yo que me empezaba a enamorar,
del peso de las cosas que aconseja,
de su don universal de perdonar.

Ella es mi novia y no anda con chantajes,
ni pone reglas de fidelidad,
me ha alcahueteado a cada personaje,
sin importarle la exclusividad.

Me quiere igual si voy de guerrillero,
o gano el premio nobel de la paz,
le da igual si voy de último o primero,
si estoy de conformista o de tenaz.

Mi novia se me está poniendo vieja,
y le está costando un poco caminar,
tres meses sin venir y ella en bandeja,
le sirve otro café para su amor.

Mi novia se me está poniendo vieja,
y yo que me empezaba a enamorar,
del peso de las cosas que aconseja,
de su don universal de perdonar.

Mi novia siempre tiene un plato puesto,
por si algún día pienso regresar,
y preparó en el banco un presupuesto,
por si podría algún día necesitar.

No hay curva que me aleje de mi novia,
sí nunca hubo en sus labios un quizás,
y aunque la analogía ya es tan obvia,
sabrás que te hablo sólo a ti… mamá.

Ricardo Arjona - Caudillo

Empezó haciendo panfletos con consignas populares,
un letrero “patria o muerte” en la pared, y el Che Guevara,
defendía el capital de Carlos Marx con argumentos colosales,
así lo conocí años atrás, a los 18.

Enemigo de la radio y la canción con estribillo,
el entorno le ayudaba pa’ engordar tantos rencores,
no perdía la ocasión pa’ hacer valer sus argumentos de caudillo,
y el futuro se asomaba con sorpresas tras la esquina.

Caudillo, tatúate en la piel lo que prometas,
que el tiempo puede hacerte un mercenario,
y ser tan solo otro falso profeta.

Caudillo, de la revolución a la avaricia,
hay sólo un par de pasos en la brecha,
cuidado y te resbalas por lo fácil.

Se graduó de abogado un abril y en el proceso,
los ideales empezaron a sufrir reumas y achaques,
reclutado en un partido liberal, fue diputado en el congreso,
su oratoria se hizo experta en la mentira y el debate.

Yo lo vi haciendo graffitis “patria o muerte” donde quiera,
yo era el flaco con guitarra, no sé bien si se recuerde,
se ve raro con corbata Ferragamo y Louis Vuitton en la cartera,
que fácil se acomodan los ideales a capricho.

Caudillo, hoy silvas las canciones de la radio,
el Che ya no es la foto en tu castillo,
hoy eres de ti mismo el mercenario.

Caudillo, se te olvidó tatuarte las promesas,
¿A dónde fue el muchacho solidario,
que dividiría el pan que hubo en su mesa?

Hay manifestación frente al palacio de gobierno,
el tipo en el balcón presidencial,
se le parece a aquel muchacho.

Ricardo Arjona - Se fue

Esta es la vida que escogí,
y tu incluida,
esta es la cama donde duermo cada noche,
allí está el libro con que engaño a la costumbre,
y el ropero donde guardo la nostalgia.

Todo empezó como se empieza la rutina,
haciendo el culto a lo sexual por los rincones,
trayendo flores como aval de lo sublime,
besando todo lo besable y lo prohibido.

de dos en dos,
de seis en seis,
de ocho a nueve,
se nos suicidan los motivos de seguir.

Y se fue, se fue, se fue,
la pasión se fue a otro lado,
se nos fue,
y se fue, se fue, se fue,
el amor con sus aliados,
se nos fue
mientras tu dices te quiero,
te preguntas otra vez,
que hago aquí…

Tú eras feliz porque escaciaba las opciones,
tus sueños no iban más allá de la banqueta,
mi amor por nuevo, creo falsas expectativas,
hasta que un día te mentí y me sorprendiste.

Hoy seguimos siendo parte de lo absurdo
tu distraes tu apatía en las novelas,
yo te digo lo que quieres, por costumbre,
tú me das lo que te pido sin quererlo.

De dos en dos,
de seis en seis,
de ocho a nueve,
se nos suicidan los motivos de seguir.

Y se fue, se fue, se fue,
la pasión se fue a otro lado,
se nos fue,
y se fue, se fue, se fue,
el amor con sus aliados
se nos fue
mientras tú dices te quiero
te preguntas otra vez..

Y se fue, se fue, se fue
la pasión se fue a otro lado
se nos fue
y se fue, se fue, se fue…
mientras tú dices te quiero
te preguntas otra vez
que hago aquí…

Ricardo Arjona - Reconciliación

Ayer fue un día perfecto,
pa’ intentar la inminente reconciliación,
al final terminé como insecto,
aplastado en la suela de tu acusación.

Aquí les va sin censura un reporte de lo que ocurrió…

Yo le dije… quizá pa’ probarla,
se me hace difícil el aire sin ti,
yo le dije… quizá pa’ animarla,
¿a dónde carajos te fuiste sin mí?

Le encendí la hoguera al infierno,
me miraste y dijiste “ah! qué bonito cabrón”
y yo como todo un boludo,
con un globo en la mano en forma de corazón.

Yo le dije:
cuidado el lenguaje,
usted es una dama diga ¿qué le pasó?,
tú dijiste:
si quieres linaje,
ve a hablar con la vieja que te re pario,
arrancaste con intimidades,
que hablan del tamaño y de la duración,
Y yo como todo un boludo,
con un globo de “i love you” en forma de corazón.

Quién diría que años atrás,
tocábamos el cielo con las manos,
quién diría que años atrás,
pintábamos grafitis de “te amo”,
no digas más que está de más,
no agredas más, será quizás,
que me odias con todo el amor de tu vida.

Yo le dije:
no vale la pena,
perder el estilo hablando así de mí,
tú dijiste:
tengo una docena,
de mentadas de madre dedicadas a ti.

Revire… con te urge una dieta,
ponte a hacer bicicleta que vas a reventar,
perdón si me abstengo el sumario,
de aquel comentario que vino después.

Quién diría que años atrás,
tocábamos el cielo con las manos,
quién diría que años atrás,
pintábamos grafitis de “te amo”,
no digas más que está de más,
no agredas más, será quizás,
que me odias con todo el amor de tu vida,.

Ayer fue un día perfecto,
pa’ intentar la inminente reconciliación.

Ricardo Arjona - Si té no existieras

Yo tengo un sillón de marruecos que extraña tu espalda,
un falso Picasso que cubre el retrato en que estabas,
catorce adoquines que exigen tus huellas descalzas,
yo vivo del aire que expulsa el olor de tu blusa.

Yo tengo temor a perderte y terror a que vuelvas,
no puedo vivir junto a ti y sin ti es imposible,
me muero por verte otra vez y me matas si vuelves,
qué bueno sería despertar y que tu no existieras.

Si tú no existieras,
serían más cortos los días,
no habría que revolcarse en esta historia inconclusa,
que es jugar ruleta rusa, con ganas de perder.

Si tú no existieras,
sería más fácil el aire,
no habría que respirar todo el aroma que dejaste,
desde el día en que te marchaste,
si tu no existieras.

Tú tienes el don de lo extremo no hay como evitarlo,
jamás fui infeliz y feliz como he sido contigo,
tú tienes el don de lo absurdo y hay que soportarlo,
sería mejor desde luego que tu no existieras.

Si tú no existieras,
serían más cortos los días,
no habría que revolcarse en esta historia inconclusa,
que es jugar ruleta rusa, con ganas de perder.

Si tú no existieras,
sería más fácil el aire,
no habría que respirar todo el aroma que dejaste,
desde el día en que te marchaste,
si tu no existieras.

Ricardo Arjona - Te quiero

Otra luna nueva y yo te quiero,
mucho más que tres lunas atrás,
te quiero mucho más de lo que puedo,
te quiero aunque decirlo esté de más,
yo te quiero.

El mundo está al revés y yo te quiero,
quererte me hace ser alguien mejor,
te quiero a veces más de lo que quiero,
te quiero aunque a veces cause dolor,
yo te quiero.

No voy a rebuscar en la academia,
palabras para ver quien me las premia,
si este mundo cabe en dos palabras,
te quiero.

Te quiero mientras dure que te quiera,
te quiero porque es la mejor manera,
de burlarme de tus enemigos,
te quiero porque así es como te quiero,
te quiero y sabes bien que me refiero,
a no quererte más porque no puedo,
pensé que era importante,
que supieras que te quiero y nada más.

Ya fui un tipo duro como acero,
de esos que se guardan la emoción,
“Yo primero muerto que un te quiero”
decía antes de hacerte esta canción,
te quiero.

Te quiero solo porque a ti te quiero,
que sería de mi si no es así,
como dijo Pablo a sangre y fuego,
como digo yo te quiero así,
yo te quiero.

No voy a rebuscar en la academia,
palabras para ver quien me las premia,
si este mundo cabe en dos palabras,
te quiero.

Te quiero mientras dure que te quiera,
te quiero porque es la mejor manera,
de burlarme de tus enemigos,
te quiero porque así es como te quiero,
te quiero y sabes bien que me refiero,
a no quererte más porque no puedo,
pensé que era importante,
que supieras que te quiero y nada más.

Te quiero mientras dure que te quiera,
te quiero porque es la mejor manera,
de burlarme de tus enemigos,
te quiero porque así es como te quiero,
te quiero y sabes bien que me refiero,
a no quererte más porque no puedo,
pensé que era importante,
que supieras que te quiero y nada más.

Ricardo Arjona - Fuiste tú feat. Gaby Moreno

Fuiste tú,
tenerte fue una foto tuya puesta en mi cartera,
un beso y verte ser pequeño por la carretera,
lo tuyo fue la intermitencia y la melancolía,
lo mío fue aceptarlo todo porque te quería,
verte llegar fue luz, verte partir un blues.

Fuiste tú,
de más está a decir que sobra decir tantas cosas,
o aprendes a querer la espina o no aceptes rosas,
jamás te dije una mentira o te inventé un chantaje,
las nubes grises también forman parte del paisaje,
y no me veas así, si hubo un culpable aquí.

Fuiste tú,
que fácil fue tocar el cielo la primera vez,
cuando los besos fueron el motor de arranque,
que encendió la luz que hoy se desaparece,
así se disfraza el amor para su conveniencia,
aceptando todo sin hacer preguntas,
y dejando al tiempo la estocada muerte,
nada más que decir,
solo queda insistir,
dilo.

Fuiste tú,
la luz de neón del barrio sabe que estoy tan cansada,
me ha visto caminar descalza por la madrugada,
estoy en medio del que soy y del que tu quisieras,
queriendo despertar pensando cómo no quisiera,
Y no me veas así, si hubo un culpable aquí,

Fuiste tú,
que fácil fue tocar el cielo la primera vez,
cuando los besos fueron el motor de arranque,
que encendió la luz que hoy se desaparece,
así se disfraza el amor para su conveniencia,
aceptando todo sin hacer preguntas,
y dejando al tiempo la estocada muerte,
nada más que decir,
solo queda insistir.

Fuiste tú,
que fácil fue tocar el cielo la primera vez,
cuando los besos fueron el motor de arranque,
que encendió la luz que hoy se desaparece,
así se disfraza el amor para su conveniencia,
aceptando todo sin hacer preguntas,
y dejando al tiempo la estocada muerte,
nada más que decir,
si quieres insistir,
Fuiste tú.

Ricardo Arjona - Te juro

Te juro que es verdad esta mentira,
si no me crees te lo podría jurar,
perdóname mil veces cuando diga,
te juro que no volveré a jurar.

Te juro que esta vez te soy sincero,
te juro que te acabo de mentir,
a veces se precisa un embustero,
que diga lo que tú quieres oír.

Te juro, te juro,
te juro por los santos sacrificios,
que mentir será mi oficio, si es lo que quieres oír.

Te juro, te juro,
te juro que te miento cuando juro,
aunque fuiste tú, lo juro, la que me enseño a mentir.

Detrás de cada estafa hay un testigo,
detrás de cada historia, una ficción,
tu sabes cuándo miento y de castigo,
me haces creer que tengo la razón.

Yo nunca te mentí para engañarte,
te juro que no miento por mentir,
te juro que te juro pa’ salvarte,
de no perder el tiempo en discutir.

Te juro, te juro,
te juro por los santos sacrificios,
que mentir será mi oficio, si es lo que quieres oír.

Te juro, te juro,
te juro que te miento cuando juro,
aunque fuiste tú, lo juro, la que me enseño a mentir.

Jamás hay sombra sin luz,
todo principio un día expira,
no hay esperanza sin blues,
Y no hay verdad sin mentira…

Te juro, te juro,
te juro por los santos sacrificios,
que mentir será mi oficio, si es lo que quieres oír.

Te juro, te juro,
te juro que te miento cuando juro,
aunque fuiste tú, lo juro, la que me enseño a mentir.

Ricardo Arjona - Mi novia se me está poniendo vieja

Ella es mi novia desde que me acuerdo,
amor del bueno desde que la vi,
yo ya tenía un espacio en mi cuaderno,
para pintar su nombre y presumir.

Me quiso cuando al borde de la meta,
llegué penúltimo en la maratón,
me quiere de insensible o de poeta,
de genio, de ministro o de bufón.

Mi novia se me está poniendo vieja,
y le está costando un poco caminar,
tres meses sin venir y ella en bandeja,
le sirve otro café para su amor.

Mi novia se me está poniendo vieja,
y yo que me empezaba a enamorar,
del peso de las cosas que aconseja,
de su don universal de perdonar.

Ella es mi novia y no anda con chantajes,
ni pone reglas de fidelidad,
me ha alcahueteado a cada personaje,
sin importarle la exclusividad.

Me quiere igual si voy de guerrillero,
o gano el premio nobel de la paz,
le da igual si voy de último o primero,
si estoy de conformista o de tenaz.

Mi novia se me está poniendo vieja,
y le está costando un poco caminar,
tres meses sin venir y ella en bandeja,
le sirve otro café para su amor.

Mi novia se me está poniendo vieja,
y yo que me empezaba a enamorar,
del peso de las cosas que aconseja,
de su don universal de perdonar.

Mi novia siempre tiene un plato puesto,
por si algún día pienso regresar,
y preparó en el banco un presupuesto,
por si podría algún día necesitar.

No hay curva que me aleje de mi novia,
sí nunca hubo en sus labios un quizás,
y aunque la analogía ya es tan obvia,
sabrás que te hablo sólo a ti… mamá.

Ricardo Arjona - Lo mejor de lo peor

Soy exactamente lo que no mereces,
hay un puente hasta Plutón con mis defectos,
he cometido el mismo error quinientas veces,
y estoy a cien años luz de ser perfecto.

Y he burlado a los fantasmas del infierno,
nadie me vendrá a contar como es la vida,
sé cómo apagar un fuego con invierno,
y eso de portarme mal voy de salida.

Yo podría decirte todo lo que quieres,
disfrazarme del tipo que andas buscando,
pero si te hago una casa sin paredes,
a la primer brisa del mar saldrías volando.

Piénsalo…
antes de decir que no,
puede que no sea tan malo estar conmigo,
piénsalo…
puede que sea yo,
lo mejor de lo peor que haz conocido.

Solo queda suplicar algún milagro,
después de auto flagelarme en adjetivos,
si me das lo que te sobra me consagro,
y ahí es donde empezaría lo divertido.

Yo podría contarte historias cenicientas,
apelar el punto bajo en tu autoestima,
pero el tiempo algún día nos pasaría la cuenta,
un remedio de mi propia medicina.

Piénsalo…
antes de decir que no,
puede que no sea tan malo estar conmigo,
piénsalo…
puede que sea yo,
lo mejor de lo peor que haz conocido.

Piénsalo…
antes de decir que no,
puede que no sea tan malo estar conmigo,
piénsalo…
puede que sea yo,
lo mejor de lo peor que haz conocido.

Piénsalo…
antes de decir que no,
puede que no sea tan malo estar conmigo,
piénsalo…
puede que sea yo,
lo mejor de lo peor que haz conocido.

Ricardo Arjona - El amor

El amor tiene firma de autor en las causas pérdidas,
el amor siempre empieza soñando y termina en insomnio,
es un acto profundo de fe que huele a mentira,
el amor baila al son que le toquen sea Dios o el demonio,
sea Dios o el demonio.

El amor es la guerra pérdida entre el sexo y la risa,
es la llave con que abres el grifo del agua en los ojos,
es el tiempo más lento del mundo cuando va de prisa,
el amor se abre paso despacio no importa el cerrojo,
el amor es la arrogancia de aferrarse a lo imposible,
es buscar en otra parte lo que no encuentras en ti.

El amor es un ingrato,
que te eleva por un rato,
y te desploma porque sí,
el amor son dos en uno,
que al final no son ningúno,
y se acostumbran a mentir,
el amor es la belleza,
que se nutre de tristeza,
y al final siempre se va.

El amor casi siempre es mejor cuando está en otra parte,
luce bien en novelas que venden finales perfectos,
no te vayas amor que aunque duelas no quiero dejarte,
si eres siempre un error porque nunca se ven tus defectos,
puede ser que lo que juzgo sea otra cosa, no lo sé,
que a mi suerte le ha tocado el impostor, tampoco sé.

El amor es un ingrato,
que te eleva por un rato,
y te desploma porque sí,
el amor es dos en uno,
que al final no son ningúno,
y se acostumbran a mentir,
el amor es la belleza,
que se nutre de tristeza,
y al final siempre se va.

Y no te deja decir lo que quieres decir,
sin hacerte saber que se escupe hacia arriba,
es sentarte a mirar pasar frente a ti,
el desfile mortal del cadáver de todos tus sueños.

El amor es un ingrato,
que te eleva por un rato,
y te desploma porque sí,
el amor son dos en uno,
y al final no son ningúno,
y se acostumbran a mentir,
el amor es la belleza,
que se nutre de tristeza,
y al final siempre se va.

Ricardo Arjona - A la medida

A la medida de mis temores,
de mis defectos y frustraciones,
apareciste aquella noche con blusa blanca y traje oscuro,
a la medida de tantos sueños que caen al piso y se diluyen,
a la medida de cada pliegue del cuerpo tuyo esta hecho el mío,
a la medida de tus deseos están mis ganas de sofocarlos.

A la medida,
estamos hechos a la medida,
a la medida,
como dos aguas del mismo rio,
a la medida, a la medida tu y yo,
a la medida.

A la medida de tus complejos,
están los míos para entenderse,
tú tienes alas que vuelan poco,
yo tengo sueños que no aterrizan.

A la medida de tus secretos,
es mi silencio pa’ conservarlos,
a la medida de tu cintura,
Están mis brazos para abrazarla,
a la medida de mi pasado,
Es mi presente para olvidarlo.

A la medida,
estamos hechos a la medida,
a la medida,
como dos aguas del mismo rio,
a la medida, a la medida tu y yo,
a la medida.

A la medida,
estamos hechos a la medida,
a la medida,
como dos aguas del mismo rio,
a la medida, a la medida tu y yo,
a la medida, a la medida tu y yo,
a la medida.