ABCDEFGHIJKLMNOPQRSTUVWXYZ#

Ricardo Arjona - Monotonía

Amanece de nuevo el día,
otra vez a recomenzar,
sabes que será aburrido,
monótono y desabrido.

Te llevas un pan a la boca,
y tal vez un vaso de leche,
la corbata se te ha escondido,
el portafolio, dónde se ha metido.

Te despides moviendo los dedos,
das un beso si te queda tiempo,
el día es para ti eterno,
regresarás cuando salga la luna.

A esa monotonía,
dale una dosis de fantasía,
agrégale algo de picardía y despeina tu pelo,
agiliza tu cuerpo,
abrázala a ella
y demuéstrale que aún estás vivo.

Con monotonía,
miras la vida con ironía,
te has olvidado de aquella manía
que se llama libertad.

Llegas a casa entrada la noche,
tu cara es símbolo de cansancio,
prendes la tele, están las noticias,
no dicen nada de agradable.

Vas a la ducha y te das un baño,
luego a comer una que otra cosa,
no puedes quitar de tu memoria,
el compromiso que tienes mañana.

Ella se puso un vestido nuevo,
de gran escote y luce sensual,
tu ni siquiera se lo has notado,
ella llora y espera un día más.

A esa monotonía,
dale una dosis de fantasía,
agrégale algo de picardía y despeina tu pelo,
agiliza tu cuerpo,
abrázala a ella
y demuéstrale que aún estás vivo.

Con monotonía,
miras la vida con ironía,
te has olvidado de aquella manía
que se llama libertad.

Ricardo Arjona - Por amor

Ropa en el suelo, un papel tirado,
un zapato aquí y el otro por allá.
Restos de la cena que ayer tuvimos
y que interrumpimos para amarnos más.

De este lado está mi suéter,
por el otro, tu vestido,
una taza fría de té,
nada en su lugar.

Un espejo que nos mira,
un reloj que es el testigo,
y aquí solos tú y yo,
por amor.

Por amor,
nos entregamos como niños inocentes,
aunque no piense lo mismo la gente,
por amor.

Por amor,
ancla mi barca en el muelle de tu puerto,
después recorro como el mar todo tu cuerpo,
por amor.

Por amor,
aunque el invierno haga que la noche sea fría,
yo la convierto en una hoguera si eres mía,
por amor.

Por amor,
en la humildad de estas paredes nos unimos,
cuerpo con cuerpo el paraíso descubrimos,
por amor.

Por amor.

Una vela que alumbra,
combatiendo penumbra,
y aquí estamos tú y yo,
ese cuadro tan viejo,
ese trinchante sin vidrios,
la silla que cojea,
amor, todos es de los dos.

A la vajilla de porcelana,
le hacen falta varias piezas,
la pintura, las cortinas,
tienen su tiempo ya.

Y te digo una y mil veces,
cuanto yo te quiero,
tu me abrazas y al oído digo:
“es por amor.”

Por amor,
nos entregamos como niños inocentes,
aunque no piense lo mismo la gente,
por amor.

Por amor,
ancla mi barca en el muelle de tu puerto,
después recorro como el mar todo tu cuerpo,
por amor.

Por amor,
aunque el invierno haga que la noche sea fría,
yo la convierto en una hoguera si eres mía,
por amor.

Por amor,
en la humildad de estas paredes nos unimos,
cuerpo con cuerpo el paraíso descubrimos,
por amor.

Ricardo Arjona - Déjame decir que te amo

Déjame decir que te amo
No como lo dicen tantos
No por presumir de poeta
Consciente estoy que no soy tu meta
Solo quiero que sepas que te amo.

Déjame decir que te amo
Es mi corazón quien te habla
No estoy inventando un cuento
Ni te ofrezco todo el firmamento
Solo quiero que sepas que te amo.

Déjame creer por un instante
Que yo soy tu dueño,
Aunque sufriré cuando despierte
Y todo sea un sueño.

Déjame,acortar la distancia,
Desahogar mis ansias.

Déjame, ser algo valiente,
Y besarte de repente.

Déjame,gritar lo que siento,
Te lo juro no miento.

Déjame,darle vida a mi sueño,
Aunque no sea tu dueño.

Déjame…

Déjame decir que te amo
Ahora que ya estamos solos
Quita esa cara de miedo
Soy capaz de controlar mi fuego
Solo quiero que sepas que te amo.

Déjame decir que te amo
Después yo podré marcharme
No quiero comprometerte
Sé muy bien que no puedo tenerte
Solo quiero que entiendas que te amo.

Déjame creer por un instante
Que yo soy tu dueño,
Aunque sufriré cuando despierte
Y todo sea un sueño.

Déjame,acortar la distancia,
Desahogar mis ansias.

Déjame, ser algo valiente,
Y besarte de repente.

Déjame,gritar lo que siento,
Te lo juro no miento.

Déjame,darle vida a mi sueño,
Aunque no sea tu dueño.

Déjame…